Medidas sencillas para reducir costo de energía

El primer paso para diseñar un plan de ahorro consiste en determinar dónde se emplea más energía en casa

Medidas sencillas para reducir costo de energía
Alcancía/Ahorro.
Foto: authors

Parece difícil, pero no lo es: si adoptas medidas sencillas de bajo costo, puedes reducir tus gastos de electricidad entre el 10% y 50%. Y el primer paso para diseñar un plan de ahorro consiste en determinar dónde se emplea más energía en tu casa.

En un hogar promedio, la calefacción y el aire acondicionado representan el 44% de la energía utilizada, seguidos por la iluminación, la cocina y los enseres domésticos (33%), agua caliente (14%) y el refrigerador (9%). ¿Cuáles son las medidas más útiles para ahorrar electricidad en tu casa? Mira esta lista de las 10 más importantes:

1. Sella toda las grietas y rendijas que comuniquen con el exterior, pues el aire caliente que entra durante el verano y el que se escapa durante el invierno puede contribuir a la pérdida de energía en tu hogar. Dedica especial atención a las áreas alrededor de las ventanas y las puertas.

2. Usa ventiladores de techo para hacer más eficiente del aire acondicionado.

3. Pon el termostato en una temperatura relativamente alta durante el verano (78 grados, por ejemplo)—mientras menos diferencia haya entre la temperatura exterior y la interior, menor será el tiempo que necesitará la unidad de aire acondicionado para refrescar el ambiente. .

4. Si tienes una casa, planta árboles alrededor para protegerla del calor, evita tener demasiado asfalto o piedras al sur y al oeste de la vivienda, y recubre sus paredes con enredaderas.

5. Durante el invierno, cierra las cortinas durante la noche y ábrelas durante el día para permitir que la luz del sol ayude a calentar tu casa.

6. Planta árboles que den sombra a la unidad de aire acondicionado sin obstruir el flujo de aire. Esto no modificará la temperatura en tu casa, pero hará que el equipo trabaje más eficientemente y dure más.

7. Apaga las luces y los equipos cuando no se están utilizando y usa lámparas fluorescentes compactas (CFL) para proporcionar iluminación de alta calidad y eficiencia (aunque son bastante más caras que las incandescentes, la inversión se recupera con creces gracias a los grandes ahorros de electricidad que generan).

8. Si no vas a utilizar tu computadora por más de 20 minutos, apaga el monitor. Pero si la vas a dejar por más de dos horas, es mejor apagar tanto el monitor como la unidad central de procesamiento.

9. Utiliza menos agua caliente (compra duchas de alta eficiencia, que limitan el flujo del agua), baja el termostato en el calentador a 115 grados y aisla el calentador (o compra uno más eficiente).

10. Consulta con tu compañía de electricidad e implementa las medidas de ahorro que te sugieran. En muchos casos, esa empresa paga por parte de los costos de poner en acción esas medidas.