Serena debuta en francés

Tenista boricua debuta con victoria sobre sembrada número 11 del abierto

Serena debuta en francés
Serena Williams dijo que era una principiante en su práctica del francés tras su victoria de primera ronda en Roland Garros.
Foto: AP

PARIS/AP — Serena Williams regresó ayer a la arcilla roja del Abierto de Francia, con una contundente victoria 6-0, 6-1 sobre Anna Tatishvili, un año después de haber sido eliminada sorpresivamente en la ronda inaugural del certamen.

La primera gran sorpresa fue protagoniza por la puertorriqueña Mónica Puig, quien en su debut en el cuadro principal de un Grand Slam, remontó para vencer 3-6, 7-5, 6-4 a la rusa Nadia Petrova, undécima cabeza de serie.

Roger Federer, campeón en 2009, mantuvo su invicto en primeras rondas de los abiertos desde 2003 al vencer al español Pablo Carreño por 6-2, 6-2, 6-3.

Williams sorprendió a la afición al hablarles en francés por primera vez.

“Soy una novicia”, dijo Williams — refiriéndose a su francés, no al tenis.

Su actuación habló por sí misma. Williams volvió al escenario donde tropezó en la primera ronda hace un año.

El año pasado, Williams cayó por primera —y hasta ahora única— vez en su carrera en el encuentro inicial en un torneo de Grand Slam ante la francesa Virginie Razzano. Esa fue la más sorprendente de una serie de derrotas para Williams en Roland Garros, donde no ha ganado el título desde 2002 y no ha llegado a semifinales desde 2003.

“Yo sigo tratando y no me ha salido bien”, dijo. “Yo quizás me he puesto nerviosa y básicamente he perdido por mal juego. Algunos partidos los perdí quizás porque no tuve suficiente intensidad o quizás no entrené lo suficiente antes de llegar aquí”.

Determinada a evitarse un mal comienzo, Williams ganó los primeros nueve games frente a su oponente georgiana, y 30 de los primeros 37 puntos. No aflojó el paso hasta el match point.

Williams ganó en total 56 de 78 puntos, incluyendo 28 de 33 en su servicio, y conectó ocho ases.

Federer también ganó fácilmente. El suizo perdió solamente siete puntos en su primer servicio y solamente sufrió un quiebre de saque ante Carreño, tenista de 21 años que debutaba en un Grand Slam tras ganar siete torneos Futures consecutivos.

“Él ha jugado muchos partidos en arcilla comparado conmigo”, dijo Federer. “Yo sabía que podía ser complicado si no sostenía cierto nivel de juego y cierta agresividad y me enredaba en peloteos largos”.