Bebé recién nacido es rescatado de inodoro en China

Los bomberos tuvieron que usar sierras para sacar con vida al pequeñito
Bebé recién nacido es rescatado de inodoro en China
En China se han dado varios casos de bebés que son abandonados poco después del nacimiento, porque sus madres no tienen forma para sacar adelante a la criatura

Hong Kong – Un bebé recién nacido fue rescatado después de ser tirado por un inodoro en un edificio de apartamentos en el este de China, un caso ampliamente difundido por los medios estatales de ese país.

Los usuarios chinos en las redes sociales reclamaban un severo castigo para los padres del menor que según se puede leer en un mensaje, “tienen el corazón aún más sucio que la tubería de aguas residuales”

Bomberos de Jinhua, en la provincia costera de Zhejiangel, rescataron al niño de una tubería de aguas residuales, en un caso que ha desatado la ira en las redes sociales chinas.

Los residentes alertaron los bomberos en la tarde del sábado tras escuchar al bebé llorando, y los rescatistas tuvieron que cortaron la sección de la tubería que tenía atrapado al bebé y lo llevaron a un hospital.

Los bomberos y los médicos pasaron casi una hora cortando el tubo con pinzas y sierras, antes de que el recién nacido fuera liberado aun con la placenta.

La noticia provocó cientos de miles de comentarios en la redes sociales en China, en particular en el popular sitio Weibo, donde los usuarios expresaron buenos deseos para el bebé y enojo contra los padres que supuestamente lo abandonaron.

Hay frecuentes informes de medios de comunicación chinos sobre bebés que son abandonados poco después del nacimiento, un problema que se atribuye a madres jóvenes que no tienen forma para sacar adelante a la criatura.

Bebés chinos nacidos fuera del matrimonio son a veces abandonados también por las presiones sociales y financieras, y las niñas a menudo son no deseadas en una sociedad que pone más valor en los niños.

La campaña de control de natalidad en China conocida como “del hijo único” también puede significar fuertes multas para las parejas que tienen más de un bebé.