La estadounidense Aramark gana el contrato para servir alimentos en el Mundial 2014

Un consorcio encabezado por la empresa estadounidense Aramark y del que forma parte la brasileña Convivas se adjudicó el contrato para administrar los restaurantes que funcionarán en los estadios de la Copa Confederaciones de junio próximo y del Mundial que Brasil organizará en 2014.
La estadounidense Aramark gana el contrato para servir alimentos en el Mundial 2014
Vista general del estadio Nacional de Brasilia en Brasilia (Brasil). EFE/Archivo

Río de Janeiro, 29 may (EFE).- Un consorcio encabezado por la empresa estadounidense Aramark y del que forma parte la brasileña Convivas se adjudicó el contrato para administrar los restaurantes que funcionarán en los estadios de la Copa Confederaciones de junio próximo y del Mundial que Brasil organizará en 2014.

El contrato, del que no fueron informados los detalles, era disputado en un concurso público por 17 empresas, en su mayoría brasileñas, según un comunicado divulgado hoy por el Comité Organizador Local (COL) del Mundial de 2014.

Aramark es una de las líderes mundiales en la provisión de servicios alimenticios y tiene gran experiencia en la administración de restaurantes para escuelas, prisiones y escenarios deportivos.

La empresa ya se había adjudicado el contrato para atender los restaurantes de los estadios en que se disputaron la Copa Confederaciones de Alemania en 2005 y el Mundial de ese país en 2006, así como parte de la concesión para atender los Juegos Olímpicos de Londres el año pasado.

Convivas Brasil, por su parte, tiene experiencia en servicios para operaciones en estadios y eventos.

El consorcio vencedor será responsable por gestionar las concesiones y los servicios de restaurantes en los estadios de las seis ciudades brasileñas en que se disputará la Copa Confederaciones y de las doce escogidas como sedes para el Mundial del próximo año.

Según el COL, estos servicios generarán cerca de 6.000 empleos durante las Confederaciones y otros 10.000 en el Mundial.

“Contar con unos socios de tanta experiencia garantizará que los aficionados que acudan a los estadios dispongan de un surtido de comida y bebida de alta calidad entre el que elegir”, según el director de mercado de la FIFA, Thierry Weil.

Según el COL, además de una amplia variedad de opciones internacionales, el menú tendrá que ofrecer sabores característicos brasileños para dar a los visitantes la oportunidad de disfrutar de la gastronomía local.