Urgen respiro a propietarios embargados

NUEVA YORK/EDLP — Miles de propietarios de viviendas en Nueva York que enfrentan ejecuciones hipotecarias podrían no perder sus hogares si dos proyectos de ley, que garantizarían sus derechos, son aprobados por el Senado estatal.

Ayer, el fiscal general Eric Schneiderman y el copresidente del Senado estatal Jeff Klein urgieron la aprobación de la legislación “Certificado de Mérito” y de la Ley de Prevención de Fraudes que protegerían a las familias en proceso de ejecución hipotecaria del descuido o irresponsabilidad, o incluso el comportamiento criminal de algunos prestamistas.

Ambas legislaciones ya fueron aprobadas en la Asamblea pero se necesita que el Senado las avale.

“Cualquier familia que se enfrenta a la pérdida de su casa merece un día en la corte. Pero en este momento, los retrasos innecesarios y trámites incompletos están negando a miles de familias esta oportunidad”, dijo el senador Klein. “Estas reformas pueden ayudar a cambiar todo eso, al poner fin al estancamiento y llevar a estos propietarios la tranquilidad que se merecen”.

En un informe emitido en julio de 2012, la Oficina de Administración de Tribunales registró que 25,000 familias están atrapadas en este limbo legal de ejecución hipotecaria.

“Tanto el proyecto de ley ‘Certificado de Mérito’ como la Ley de Prevención de Fraudes en Ejecuciones Hipotecarias hacen frente a estos graves problemas, proponiendo reformas de sentido común para mantener a los propietarios de viviendas fuera del limbo legal y asegurar que sus derechos sean respetados por los prestamistas”, señaló Schneiderman.

Los casos de ejecución hipotecaria se ventilan regularmente durante meses, o incluso años, mayormente porque los prestamistas retrasan la presentación de documentación que afirma la base para el derecho del banco a ejecutar la hipoteca de la propiedad.

La legislación “Certificado de Mérito” aseguraría que los propietarios tengan la oportunidad de participar en sesiones de mediación, supervisadas por los tribunales, lo que los podrían ayudar a mantener sus hogares.

La Ley de Prevención de Fraudes en Ejecuciones Hipotecarias impondría sanciones penales a prestamistas hipotecarios, administradores o agentes que intencionalmente se involucren en una conducta fraudulenta o engañosa en la preparación, ejecución o presentación de documentos falsos de ejecución hipotecaria.