Pianos decorados invaden calles de NYC

Pianos decorados invaden calles de NYC
Uno de los 88 pianos que la gente puede disfrutar.
Foto: cortesia

Nueva York — Ochenta y ocho pianos decorados por otros tantos artistas y personalidades como John Varvatos o Arianna Huffington invaden las calles de Nueva York de la mano de Sing For Hope, una organización sin ánimo de lucro que busca llevar el arte y la música a todos los rincones de la ciudad.

“La idea de este proyecto es que todo el mundo tiene arte dentro y con él damos la oportunidad a la gente de expresar su propio arte”, explica en una entrevista la soprano y cofundadora del proyecto, Camille Zamora, hija de una estadounidense y un español.

Durante sus años como estudiante en la prestigiosa escuela de música Julliard, Zamora ideó junto a su amiga y también soprano Monica Yunus la organización Sing for Hope, que vio la luz en 2006 empeñada en que el arte puede transformar a las personas y comunidades más necesitadas.

Cuatro años después, decidieron reunir 88 pianos, uno por cada una de las teclas que componen ese instrumento, transformarlos en obras de arte gracias a la ayuda de otros tantos artistas, y repartirlos por los cinco barrios de Nueva York para que cualquiera pudiera tocarlos. Repartidos por las calles de la Gran Manzana hasta el 16 de junio, estos instrumentos sorprenden al viandante.