Niñas habrían sido envenenadas

Kabul/EFE — Al menos veinte niñas de una escuela de secundaria del norte de Afganistán perdieron ayer la consciencia a causa de un supuesto envenenamiento, en un posible ataque no reivindicado -el tercero en un mes- contra estudiantes afganas.

El incidente ocurrió en un centro femenino en la localidad de Besud, en la provincia de Sar-i-Pul, afirmó el portavoz del gobernador regional, Farid Farangi, quien dijo que desconocía por el momento las causas de los desmayos.

Sin embargo, estudiantes del centro aseguraron que las niñas cayeron inconscientes tras respirar una sustancia química que fue rociada en la zona con un pulverizador, según la agencia local de noticias AIP.

Las menores fueron trasladadas a un hospital y, de acuerdo con una fuente policial citada por AIP, el colegio ha sido cerrado hasta nuevo aviso.

Los casos de intoxicaciones en escuelas femeninas son bastante frecuentes en Afganistán y generalmente están rodeados de cierto misterio.

El 21 de mayo 80 niñas quedaron inconscientes en un incidente parecido en la provincia de Faryab, mientras que el 1 de mayo les ocurrió lo mismo a 70 estudiantes en Kabul y el año pasado varios centenares de jóvenes se desmayaron en diferentes puntos del país.

Muchos analistas responsabilizan de los envenenamientos a los talibanes, pero portavoces de los rebeldes han negado su implicación en estos sucesos.

Los insurgentes, no obstante, se oponen a la educación de las niñas y adolescentes y la prohibieron, de hecho, durante su régimen fundamentalista islámico en el país (1996-2001).

Desde la caída de los talibanes a raíz de la invasión estadounidense, la comunidad internacional ha puesto mucho énfasis en impulsar la educación femenina en Afganistán.