Al desnudo el desfile boricua

No hay peor ciego que el que no quiere ver. Eso es parte del problema que tiene la presidente del National Puerto Rican Day Parade, Inc.

Es por eso que la convocatoria para mañana jueves de Boricuas for a Positive Image a una reunión de emergencia a las 6 p.m. en el Taíno Towers (2253 Third Ave.) en El Barrio no le preocupa a la señora Madelyn Lugo. Tampoco aparenta consternar a la señora Lugo que el Fiscal General de NY haya pedido por escrito que someta respuesta sobre el acuerdo que la junta que ella preside hizo con Coors Light.

Según ella, el lío que se desató por la bandera monoestrellada como adorno en latas de cervezas Coors Light lo formó el mismo grupito de agitadores que dizque buscan discordia con la señora Lugo y sus cómplices en la junta.

Nada de lo que ellos hacen provoca la crítica. Son los activistas y políticos que se las ingenian para desprestigiar al desfile. La señora Lugo se ensucia la boca repitiendo esa mentira. No se da cuenta que el mal olor lo producen sus acciones cuestionables. El Fiscal del Estado, Eric Schneiderman, vio que el desfile anda mal. Es por eso que Schneiderman procedió a pedirle una serie de informes sobre asuntos que no están claros con las llamadas becas que el desfile supuestamente otorga a estudiantes con fondos que recibe.

La señora Lugo opta por atacar a quienes la cuestionan. Los cinco funcionarios electos que responsablemente le escribieron son el problema. La junta del Comité Noviembre que, además de criticar la gestión del desfile, exigió ciertos cambios, para la acusadora Lugo también son el problema. Es por eso que hay que desnudar a la junta del desfile. ¡Proceda sin miedo señor Schneiderman, investigue!

Bajofuego@eldiariony.com