Ejército libera a inmigrantes secuestrados

Gobierno federal anuncia rescate de centenares de centroamericanos en México
Ejército libera a inmigrantes secuestrados
Familiares aún buscan a sus seres queridos luego de plagio masivo que se realizó en un bar de México.
Foto: La Opinión - Gardenia Mendoza

MEXICO/EFE — El Gobierno de México anunció ayer la liberación de 151 indocumentados y 14 mexicanos que estaban en poder de un grupo criminal en el estado de Tamaulipas, fronterizo con Estados Unidos.

Entre los extranjeros hay 77 salvadoreños, 50 guatemaltecos, 23 hondureños y una persona de la India, dijo a la prensa el portavoz del gabinete de seguridad, Eduardo Sánchez.

A raíz de una denuncia ciudadana, la operación comenzó el martes pasado en un inmueble del municipio de Gustavo Díaz Ordaz, donde fue arrestado un sujeto que portaba “un arma larga”, identificado como Juan Cortés Arrez.

En una comparecencia ante los medios, el también subsecretario de Normatividad y Medios de la Secretaría de Gobernación evitó identificar al grupo criminal que secuestró a las 165 personas y no contestó a preguntas.

Sánchez indicó que entre las 165 personas rescatadas había veinte menores, siete de los cuales eran niños, y dos mujeres embarazadas, una de Honduras y la otra de El Salvador.

Las víctimas se encontraban desde hace dos o tres semanas en una casa de seguridad, como se conoce a los lugares donde las bandas criminales retienen a los civiles que secuestran, en “condiciones precarias, insalubres y de hacinamiento”, mientras sus familias eran extorsionadas.

“Las personas rescatadas manifestaron haber sido retenidas” por un “presunto grupo delictivo” cuyos integrantes les capturaron “en diversas acciones y lugares en la franja fronteriza cuando pretendían encontrar la manera de cruzar” hacia Estados Unidos, apuntó Sánchez.

Los criminales “contactaban a sus familias mediante llamadas telefónicas en las que les exigían diversas cantidades de dinero que eran enviadas a sus secuestradores”, agregó.

Según el portavoz, al parecer los “migrantes son contactados por traficantes de personas comúnmente llamados ‘polleros'” que, “en vez de llevarlos a la frontera, como se los ofrecen, los entregan a grupos criminales.”

El caso será investigado por la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía), y los 151 indocumentados han quedado bajo custodia del Instituto Nacional de Migración (INM), que los trasladará en breve a la estación migratoria de Iztapalapa, en Ciudad de México.

Al acto para dar cuenta de los hechos asistió el general brigadier Martín Carrones Calvario, director general de Comunicación de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el capitán de navío jorge Víctor Vázquez Zárate, de la Marina, y Carlos Cervantes, representante del Comisionado Nacional de Seguridad Pública (CNSP).

Cada año decenas de miles de indocumentados, en su mayoría centroamericanos, cruzan México rumbo a Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida.

El estado mexicano de Tamaulipas, ubicado en el noreste del país y fronterizo con EE.UU., ha sido escenario de atroces crímenes contra indocumentados, entre ellos la matanza de 72 inmigrantes ocurrida en agosto de 2010.