Se acerca hora cero para debate

Se acerca hora cero para debate
Estudiantes han exigido mediantes varias protestas el apoyo a la reforma.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C. — El debate sobre una reforma migratoria comenzará el próximo martes en el Senado. Se espera que se considere la propuesta de reforma migratoria durante las próximas tres semanas y que la asamblea vote el plan antes del receso de 4 de julio.

Los senadores votarán el martes a las 2:15PM para abrir el debate sobre el proyecto de ley. Para esto necesitarán 60 votos. El líder de la mayoría Harry Reid (D-NV) ha asegurado que existe suficiente apoyo para avanzar, pero algunos senadores han puesto en duda esa posibilidad.

A pesar que el voto es la próxima semana, hoy el senador Jeff Sessions (R-AL) utilizará tres horas en el pleno del Senado para atacar la legislación.

Si el martes se consiguen los 60 votos, entonces comenzará el proceso de enmiendas, donde se pondrá a prueba la frágil coalición que sostiene el proyecto de ley.

“El Presidente ha estado hablando con los senadores. Lo más importante es aprobar una legislación lo más fuerte posible. Nuestro enfoque es ese y sería grandioso si lo conseguimos con 75 votos, pero también lo sería si alcanzamos 60 votos. Es razonable continuar la conversación sobre control de seguridad, pero es muy importante que cualquier producto que salga de esto, sea consistente con los principios básicos de una reforma migratoria, como el camino a la ciudadanía”, dijo la directora del Consejo de Política Doméstica de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz.

“Cualquier enmienda que en nombre del control de seguridad, minimice o elimine esto, ataca el corazón del proyecto de ley en el Senado y a los principios del Presidente”, agregó.

La asesora del mandatario se refería a una propuesta del senador John Cornyn (R-TX) que básicamente supeditaría el proceso de legalización al control operacional de la seguridad fronteriza, algo que grupos pro inmigrantes ven como un peligro para la sobrevivencia del proyecto de ley.

“No he visto la enmienda de Cornyn, pero creo que el Senado debe ser cuidadoso con las propuestas que puedan atentar contra la esencia del plan”, dijo.

En la Cámara de Representantes un grupo bipartidista de legisladores se encuentra enfrascado en las negociaciones sobre inmigración. Ayer el congresista Raúl Labrador (R-ID) se retiró de las discusiones, debilitando enormemente la fuerza y viabilidad del grupo.

El congresista Luis Gutiérrez (D-IL) lamentó la salida de Labrador, pero dijo que todavía existe un compromiso por parte de los otros miembros para presentar un proyecto de ley. “Las discusiones siguen incluyendo el debate sobre si los inmigrantes podrán recibir cuidado médico crítico durante el largo periodo en que esperen su ciudadanía”, declaró.