Señalan disparidad racial en los arrestos por marihuana

ALBANY, N.Y. — Los afroamericanos residentes en Brooklyn y Manhattan tienen 10 veces mayores probabilidades de ser detenidos por posesión de bajas cantidades de marihuana que los individuos de raza blanca. Pero la disparidad racial no se limita a la ciudad de Nueva York, según denunció ayer un grupo de derechos civiles.

El análisis de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York (NYCLU) de los arrestos y citaciones por violaciones y delitos menores en 2010 se divulgó dos días después que su organización matriz, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), informara que los afroamericanos en todo el país enfrentan mayores posibilidades de ser arrestados que los blancos a pesar de que el consumo de marihuana por ambas razas es similar. El grupo de Nueva York analizó información que incluía datos de criminalidad del FBI y del censo.

“Se trata de una política de aplicación de la ley que se dirige fundamentalmente a las personas de color, y eso es algo equivocado”, dijo la directora ejecutiva de NYCLU, Donna Lieberman, que afirma que los arrestos son una pérdida de recursos públicos.

Los afroamericanos tienen cuatro veces más probabilidades que los blancos de ser detenidos por marihuana en cada uno de los cinco condados de la ciudad de Nueva York.

El informe añade que en el norte del estado, en el condado de Onondaga, los miembros de la comunidad negra tienen siete veces más probabilidades de ser arrestados, mientras que en el condado Monroe las probabilidades son de seis veces más que los blancos y en el condado de Erie, cinco.

La Policía cuestionó el planteamiento que los afroamericanos estuvieran siendo víctimas de estas medidas.

El portavoz policial Paul Browne dijo que los arrestos por marihuana se redujeron un 32% este año, lo que se sumó a una disminución del 22% en el 2012. Dijo que mientras la Policía hace cumplir la ley en todas partes, su aplicación se centra más en los barrios pobres con los crímenes más violentos.