Savón: Cuba debe depurar la técnica en Mundial de Boxeo

LA HABANA/AP — Los púgiles cubanos deberán tirar más golpes y perfeccionar la técnica para ganar en la Serie Mundial de Boxeo, dijo Félix Savón, triple campeón olímpico del peso completo.

Savón auguró un gran éxito de Cuba para el torneo por equipos semiprofesionales organizado por la Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA).

Cincuenta años después que el boxeo profesional fue prohibido, Cuba oficializó el 1 de junio su regreso a un torneo rentado. La isla competirá en la Serie Mundial (WSB, sigla en inglés) de noviembre.

“Los boxeadores cubanos estarán obligados a subir al ring a tirar más golpes, deberán cuidar algunos aspectos técnicos que se perdieron un poco, la distancia, la secuencia de golpes, la velocidad”, dijo Savón en el marco del torneo Internacional Córdoba Cardín que culmina hoy domingo en La Habana.

La AIBA modificó sus reglas esta temporada. Los boxeadores pelearán sin cabecera, los combates serán de cinco rounds de tres minutos (antes eran tres asaltos), la puntuación será similar a la del profesionalismo (10 puntos al ganador del round, nueve al perdedor, o menos si la diferencia es abismal).

Savón se caracterizó por la fuerza de su pegada y su velocidad durante los 20 años (1981-2001) de su carrera. Junto a su compatriota Teófilo Stevenson y el húngaro Laszlo Papp, son los únicos en ostentar tres medallas de oro olímpicas, aunque es el boxeador amateur más ganador en campeonatos mundiales de la AIBA, con seis coronas.

“Yo peleé con y sin cabecera. Eso no cambia mucho porque el boxeador se prepara y se adapta. Claro, necesariamente, van a haber más nocauts, sobre todo en los pesos grandes, y eso será de gran beneficio para el boxeo, será mucho más espectacular”, comentó el ahora entrenador de 45 años.

Savón elogió la histórica decisión tomada por las autoridades cubanas de regresar al boxeo rentado, en un torneo que le dará más fogueo a los púgiles de la isla de cara a la temporada 2015 cuando otorgará 30 boletos para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro al año siguiente.

“El que va a ganar va a ser el boxeo, eso es lo importante”, sentenció Savón.

Los cubanos arrasaron en el boxeo olímpico hasta los Juegos de Beijing de 2008, donde la isla se quedó sin medalla de oro. Cuatro años después, en la cita de Londres, dos cubanos se coronaron campeones olímpicos.Roniel Iglesias, campeón olímpico superligero (64 kilos), encabeza el grupo de 30 boxeadores que se preparan para el mundial de la AIBA en octubre y después para la Serie Mundial.”Es muy bueno que nos abran esa puerta”, dijo Iglesias. “Para mí es un nuevo reto en mi carrera, aunque realmente no me gusta el formato por equipos porque el boxeo es un deporte individual, pero nada, hay que adaptarse, va a ser un torneo fuerte que nos va a beneficiar a todos”.Iglesias, quien en esta temporada pasó a la categoría de los welter (69 kilos), señaló que las nuevas reglas de la AIBA le obligaron a intensificar el trabajo para ganar masa muscular. “Hay que buscar capacidad de golpe, variedad de combinaciones y mejor defensa”, explicó Iglesias.Otro entusiasta con la perspectiva de incursionar en la Serie Mundial es Robeysi Ramírez, campeón olímpico mosca (52 kilos), quien en la actualidad se recupera de una operación en un ojo. Al joven púgil de 19 años las nuevas reglas no le quitan el sueño.”Implica hacer una preparación más esmerada, más rigurosa, pero yo voy a subir al ring para hacer mi boxeo, tengo buena técnica, velocidad, combinaciones, con mi estilo estaré listo para enfrentar el reto”, acotó.Ramírez elogió el formato por equipos. “Es una motivación adicional para todos nosotros, ya estoy entusiasmado pensando en la afición cubana que vendrá a disfrutar los combates, a nosotros nos corresponde estar bien unidos y mantener en alto el boxeo de Cuba”, dijo.A la Serie Mundial pueden ir los boxeadores con menos de 20 peleas en el boxeo de paga de las demás organizaciones profesionales. En la tercera edición que finalizó en mayo, el elenco de Kazajistán fue el vencedor y se llevó un premio total de 500.000 dólares. Cada elenco tiene autonomía para pagarles a sus púgiles la cantidad mensual que considere.Después del triunfo de la Revolución en 1959, el gobierno encabezado por Fidel Castro eliminó el deporte rentado en la isla en 1961.Muchos de los principales púgiles cubanos han desertado de la isla en años recientes para incursionar en el profesionalismo. Entre ellos, Guillermo Rigondeaux, bicampeón olímpico gallo, quien se fue de la isla en 2009 y en la actualidad ostenta marca de 12-0 en el boxeo profesional.