Brasil por fin vence a los franceses

Brasil por fin vence a los franceses
Lucas Moura (der.) celebra un gol con su compañero Daniel Alves, en el triunfo por 3-0 de la selección de Brasil sobre Francia en juego amistoso.
Foto: efe

Porto Alegre, Brasil/EFE — Brasil se impuso ayer por 3-0 a Francia en un amistoso a sólo seis días de su debut en la Copa Confederaciones y consiguió espantar los fantasmas que lo atormentaban por la falta de victorias sobre campeones mundiales.

La victoria le permite al equipo comandado por el seleccionador brasileño, Luiz Felipe Scolari, ponerle fin a 21 años sin victoria sobre Francia, la selección que lo eliminó de tres mundiales, y de cuatro años sin ganarle a ningún otro campeón mundial.

Los cinco veces campeones mundiales, que esta semana cayeron al vigésimo segundo lugar en la clasificación mundial de la FIFA, no sabían lo que era imponerse sobre otro campeón mundial desde el 14 de noviembre de 2009, cuando se impusieron por 1-0 a Inglaterra.

El resultado le permite ganar confianza a los brasileños a sólo seis días del debut en la Copa Confederaciones, el próximo sábado en Brasilia ante Japón, y alcanzar la victoria contundente que el equipo esperaba desde el regreso de Scolari al banquillo.

Pese a que dominó el primer tiempo, Brasil tuvo que esperar hasta la segunda mitad para mostrar una mayor contundencia y sólo garantizó la goleada tras varias modificaciones, hasta el punto que dos de los goles fueron anotados por jugadores que comenzaron como suplentes (Hernane y Lucas) y ya en los minutos finales del partido.

Los hinchas que acudieron al estadio Arena del Gremio no pudieron ver a Neymar brillar, ya que la nueva contratación del Barcelona se perdió en la marcación francesa, pero sí pudieron percibir que el joven Oscar, del Chelsea, asumió la condición de principal creativo del equipo.

El partido sólo ganó emoción a partir del minuto nueve del segundo tiempo cuando Oscar, libre en medio del área francesa, recibió un pase azucarado de Fred desde la izquierda y acomodó el balón en la esquina de la portería gala.

La anotación animó a los brasileños, que comenzaron a creer más en la posibilidad de una victoria y a arriesgar con más jugadas colectivas y más balonazos a la distancia.

Cuando faltaban diez minutos y parecía que los dos equipos, totalmente renovados, estaban conformes con la pírrica victoria brasileña, Hernanes, que había entrado un minuto antes en el lugar de Luiz Gustavo, convirtió en gol su primera oportunidad.

Y ya en los minutos de descuento Lucas convirtió de penalti el tercer gol brasileño.

Alrededor de la web