Danna García vive metamorfosis en ‘Qué bonito amor’

La actriz se convierte en mexicana para dar vida a María Mendoza en la telenovela emitida en EEUU por Univision.

Danna García vive metamorfosis en ‘Qué bonito amor’
Danna García y Pablo Montero durante la grabación del final de la telenovela.
Foto: Agencia Reforma

Una verdadera metamorfosis vivió Danna García.

Todos los días la actriz colombiana consumía platilllos típicos y, hasta hace unos días, se vestía como una cantante de mariachi, para lo que también tuvo que tomar clases de canto por alrededor de un año.

“No es un secreto. Todo el mundo sabe que todos los días como tacos de res, de [carne] asada, de carnitas, con cebolla y cilantro; me encantan”, dijo la protagonista de Qué bonito amor con una amplia sonrisa a este diario durante una visita local de promoción.

Esa costumbre es difícil de detectar al mirar su delgada figura, y es que ella aseguró que optaba por las tortillas de maíz, alejándose así de las de harinas. Esto le permitió comer “de manera saludable” y disfrutar de lo que mas le gusta del país en el que ha habitado en varias ocasiones por cuestiones laborales.

Con el mismo entusiasmo se mostró al hablar de su elegante y ceñido traje rojo. “Con todos los trajes de mariachi me siento como en un cuento de hadas”, expresó sobre el vestuario habitual de su papel.

Esto fue parte del proceso que pasó la histrión para dar vida a María Mendoza García en la mencionada telenovela producida por Televisa y emitida en este país por Univision.

Curiosamente, su nombre verdadero es Danna María García Osuna, lo que la acerca aún más a su papel.

Además del entrenamiento vocal y de desarrollo escénico, también tuvo que aprender sobre el comportamiento que todos los mariachis tienen que seguir en su profesión.

“Sabes que no te puedes sentar en cualquier lado. Tiene una etiqueta, ciertos parámetros con los que tienes que cumplir. El sombrero no lo puedes poner en el suelo, realmente llevas a un país puesto y se trata con esa dignidad y respeto”, compartió.

Y a pesar de que en su pasado fue parte de un grupo musical, junto a su hermana Claudia, parece que lo quiere dejar en el olvido.

“A mí no me identifican como cantante, me identifican más como actriz, es una faceta que están redescubriendo en mí”, dijo la exintegrante de Café Moreno e hija de la respetada cantante colombiana Claudia Osuna.

Agregó que espera crear un vínculo con el público a través de María, cuya madre en la pantalla chica es Angélica María, como Doña Amalia, y el amor de su vida es Jorge Salinas, como Santos Martínez de la Garza o Jorge Alfredo Vargas.

“La gente se puede identificar mucho con el personaje. Realmente puede ser cualquier persona. María no solo tiene una gran voz es una mujer tradicional, que estudia, que trabaja, saca adelante a su familia. Tiene ganas de prosperar; ella quiere superarse y quiere terminar su carrera de derecho con muchas limitaciones económicas”, dijo.

“Es una mujer muy amorosa y entregada a sus amigos. Vive en un mundo de hombres y ella es la parte femenina, muy dedicada en este mundo del mariachi. Y creo que cualquier mujer se ha enamorado como María”, añadió la ex protagonista de Pasión de Gavilanes y Un gancho al corazón.