La serie “Sex and the city” cumple 15 años

La popular serie de cuatro chicas en la ciudad de Nueva York logró 50 nominaciones a los premios Emmy cumple hoy 15 años de haber estrenado su primer capítulo en HBO
La serie “Sex and the city” cumple 15 años
"Sex & the City" fue nominado a 50 nominaciones al Emmy.
Foto: AP

A los quince años de su estreno, la glamurosa estela de “Sex and the city” sigue vigente en Nueva York, la ciudad que se convirtió en un personaje más de la serie en la que cuatro amigas hablan sin tapujos de la sexualidad femenina entre cócteles, locales de lujo y moda, mucha moda.

Corría junio de 1998 y saltaban a la pequeña pantalla, eso sí, en una cadena de cable, la estadounidense HBO, las aventuras de cuatro amigas neoyorquinas interpretadas por Sarah Jessica Parker (Carrie), Cynthia Nixon (Miranda), Kristin Davis (Charlotte) y Kim Katral (Samantha) que hablaban sin tapujos de sus inquietudes y experiencias sexuales, trufadas con lo más glamouroso de la moda y la forma de vida de Nueva York.

Un argumento valiente y novedoso que ha hecho historia en la televisión, prolongada también al cine, y que tuvo su origen en las columnas autobiográficas que Candace Bushnell publicó en The New York Observer, volcadas después en el libro “Sex and the city”.

El canal de televisión Cosmopolitan, que emitió la serie en abierto, ha sacado ahora a luz algunas curiosidades de la producción con motivo de su quince aniversario, por ejemplo que la participación de Kim Cattrall estuvo en el aire tras negarse en dos ocasiones a aceptar el papel de Samantha Jhones, un personaje imbuido de sexualidad que soltaba frases como esta: “Me pondría lo que sea y lo haría con quien fuera mientras pueda respirar y arrodillarme”.

La vida familiar de las protagonistas también condicionó la historia de las 6 temporadas de “Sex in the city”: cuando Sarah Jessica Parker se quedó embarazada, los productores no quisieron convertir a su personaje en mamá, así que los diseñadores de vestuario tuvieron que hacerse con numerosos vestido de corte holgado para disimular su barriga.

Además, la temporada 5 se acortó a 8 capítulos para que la narradora de la historia diese a luz, mientras que Cynthia Nixon, que también se quedó embarazada, incorporó su estado a la ficción, y su personaje tuvo un bebé.

El humor fue fundamental para afrontar asuntos tan polémicos en la pequeña pantalla como los orgasmos, el tamaño del pene o las reglas de educación que hay que seguir mientras se practica el sexo oral; todo ello mezclado con la moda, los martinis y la pasión por la vida nocturna.

“Sexo en Nueva York” se convirtió en sí misma en un nuevo género televisivo, seguido después por innumerables producciones de corte femenino, un éxito “completamente inesperado” por lo prolongado en el tiempo, según recordaba Kristin Davis.

La serie fue nominada para los premios Emmy en cincuenta ocasiones y ganó siete, incluyendo el de mejor papel protagonista para Sarah Jessica Parker.

Su estela de glamour se mantiene aún en Nueva York, donde los visitantes de la ciudad pueden remedar esos días de cócteles y ropas con un recorrido turístico de los puntos clave de la serie.