El “candigato” Morris aspira a cambiar la política en Veracruz

Un candidato muy particular busca agenciarse la alcaldía de Xalapa; conoce sus propuestas
El “candigato” Morris aspira a cambiar la política en Veracruz
Un afiche promocional del "candigato" Morris.
Foto: https://www.facebook.com / elcandigatomorris

Por Veracruz merodea un gato, pero no es un gato cualquiera…Es un “candigato”.

Su nombre es Morris y su afiliación política, anarquigato. ¿Su misión? Acabar con las ratas de la política en ese estado.

La existencia de este personaje, que ya cuenta con artículos promocionales, una página web propia y otra en Facebook que hasta este viernes tenía sobre 111,000 seguidores, ha provocado la discusión de ciudadanos en diversos blogs y redes sociales, luego de haber sido creado por un grupo de veracruzanos inconformes con la política de Xalapa, capital del estado.

En su página de Facebook, el “candigato” Morris se presenta como el candidato ideal para ser seleccionado en las elecciones del próximo 7 de julio como alcalde de la localidad. “Ante la cantidad de ratas que acechan esos puestos solo un gato podrá poner orden. El ‘candigato’ no promete nada más que los demás candidatos: descansar y retozar”.

Sin embargo, en su página web (http://www.elcandigato.com/) Morris propone, más allá de una candidatura, un movimiento ciudadano.”Creo que esta campaña puede ser un movimiento ciudadano con iniciativa propia, que entiende que hay que preocuparnos por nosotros y nuestro entorno, que debemos buscar esos ideales. No sólo definir el ¿qué esta mal?, sino en el ¿cómo resolverlo? Un ejemplo de esto sería que las personas identificaran qué está mal en su entorno (comunidad, colonia, ciudad, etc.) y que enviaran alguna evidencia de lo que ellos hicieron para intentar…”, lee un mensaje dejado el lunes en su página web.

Ante este fenómeno, profesores como Juan Pablo Proal ven, en este personaje, una oportunidad para que la ciudadanía repiense su posición como electores en una sociedad llamada democrática.

“El nacimiento de este felino es una oportunidad imponderable para invitarnos a replantear nuestro papel como ciudadanos en esta supuesta democracia, secuestrada por las personas más viles que habitan el país”, plantea Proal en un análisis en la revista Proceso.

El coeditor de la publicación añade que el nacimiento de Morris puede ser el motor de eventuales acciones que pongan en jaque la política tradicional. “Sea Morris una ocurrencia, una estrategia del PRI o un simple divertimento, es una invitación a que pensemos de qué manera ganarles la partida a los reptiles que nos depredan. Reinyectar fuerza a la campaña del voto nulo, fortalecer a un candidato ciudadano con trayectoria impecable, renunciar masivamente a las urnas o quemar nuestras boletas de forma simultánea. El caso es ejercer presión social para obligar a la clase política a dotarnos de instrumentos de representación ciudadana efectiva en las urnas”, agrega el periodista.