Feliz de cantar con el mariachi

WASHINGTON, D. C. (Notimex).— El niño estadounidense de origen mexicano que fue blanco de críticas de corte racista por cantar el himno de Estados Unidos vestido de charro se dijo indiferente a la controversia, a la vez que reafirmó su amor por la música de mariachi.

“Creo que la gente habló por la forma como iba vestido, pero no es mi culpa, eso es lo que amo. Estoy orgulloso de ser un cantante de mariachi”, dijo Sebastián de la Cruz en una entrevista difundida por la cadena televisiva CNN.

El martes pasado Sebastián, quien nació en San Antonio, Texas, tuvo el encargo de cantar el himno de Estados Unidos durante el tercer juego del campeonato de baloncesto entre los equipos San Antonio Spurs y Miami Heat, el primero celebrado en esa ciudad texana. Su aparición vestido de charro fue suficiente para generar críticas de corte racista de algunas personas que cuestionaron su atuendo.

“No puedo creer que se hayan atrevido a tener a un (…) cantando el himno nacional de Estados Unidos”, escribió el usuario de Twitter “The_Great_White”.

Otro más, identificado sólo como “Tj Tha Dj”, cuestionó: “por qué un pequeño ‘mojadito’ está cantando el himno nacional en el juego de los Heat de Miami”.

“Apuesto nueve a 10 que el niño que canta el himno nacional es un ilegal”, escribió también en Twitter otra persona identificada como “Domenic DeGregorio”.

“Es el himno nacional o es el baile del obrero mexicano. Saquemos a este niño de aquí”, comentó “Steven David” en la misma red social.

De la Cruz, estudiante del quinto año en la Escuela Primaria Salinas de San Antonio, se limitó a decir sobre tales comentarios: “Esa es su opinión… Si no les gusta (la música de) mariachi, ese es su problema, porque yo lo amo”, subrayó.

La aparición del pequeño no estaba prevista originalmente y había sido convocado como reserva.

La cadena de televisión ABC había encargado al cantante de rock Darius Rucker, quien es afroestadunidense, la entonación del himno, pero éste tuvo problemas de conexión de vuelos y no pudo llegar a tiempo a San Antonio.