Funcionarios de Colorado aprenden lección con incendios pasados

Las brigadas que batallan contra los destructivos fuegos en la zona indicaron que ahora están mejor preparados para manejar este tipo de emergencias
Funcionarios de Colorado aprenden lección con incendios pasados
Un oficial de la policía conversa con residentes de la zona.
Foto: AP / The Gazette, Michael Ciaglo

COLORADO SPRINGS, Colorado — Las brigadas que batallan contra los destructivos fuegos en Colorado indicaron que ahora están mejor preparados para manejar este tipo de emergencias por las lecciones aprendidas en incidentes previos como el fuego en el Cañón de Waldo, un evento devastador que devoró cientos de residencias y le provocó la muerte a dos personas.

Cuando la zona boscosa de la región de Colorado Springs, conocida como Black Forest, empezó a quemarse esta semana, las autoridades evacuaron inmediatamente a cientos de personas por una franja de tierra más grande que el área metropolitana de Denver. Acto seguido, comenzaron el conteo de las residencias destruidas una a una para obtener información de los propietarios de las mismas. Además, agilizaron tropas federales de rescate, cortando la cinta roja que mantuvo atados esos recursos, en casos previos.

En un periodo de una hora, el condado de El Paso tenía su centro de operaciones activo y personal movilizó avionetas desde la Base Aérea Peterson. En el interín, el representante Doug Lamborn llamó a un centro federal en Idaho que coordina a bomberos para avanzar en el proceso de despejar los aviones. Mientras el gobernador John Hickenlooper se trasladó a la Guardia Nacional y las tropas se aseguraron de aumentar el espacio para los desalojos.

Sin embargo, las causas del fuego se mantienen bajo investigación.

Antes de que el incendio se propagara, las autoridades evacuaron a miles de personas a millas de distancia de la zona, enviando oficiales puerta por puerta para asegurarse que todo el mundo siguió las órdenes de desalojo.

Al día de hoy, los bomberos registraron progresos en el proceso de apaciguar las llamas. Pero el fuego sólo está controlado en un 5 % y podría reactivarse en cualquier momento. Las autoridades consideran levantar algunas de las órdenes de evacuación durante este fin de semana.