LeBron James prueba que no juega solo

LeBron James prueba que no juega solo
Lebron James controla el balón ante la presencia de Kawhi Leonard (2) durante el cuarto juego. La serie está empatada.
Foto: FOTOS: AP

SAN ANTONIO/AP — LeBron James quería ponerse el equipo al hombro. Pero Dwyane Wade y Chris Bosh le demostraron en el cuarto juego que eso no es necesario.

James es capaz de darle la victoria a Heat de Miami en muchos encuentros. Él solo, sin embargo, no puede ganar el campeonato de la NBA.

“Se apresuraron cuando dieron por muertos a los Tres Grandes”, comentó el propietario del heat Micky Arison.

“No vamos a ganar la serie si yo, Chris y LeBron no hacemos aportes constantes”, sostuvo Wade.

“Tuvimos el mejor desempeño combinado que hemos tenido en la serie. Fuimos agresivos de principio a fin. Ojalá suceda lo mismo en los próximos tres partidos”.

Con actuaciones monumentales de los tres astros, Heat ganó 109-93 al Spurs y empató la serie 2-2.

“Todo dependía de nosotros”, dijo James. “Teníamos que encontrar la forma de jugar al máximo nivel y ganar. Cuando los tres estamos enchufados, es muy difícil ganarnos”.

James anotó 33 puntos y recuperó 11 rebotes. En los tres primeros partidos de la serie no había pasado la barrera de los 20 puntos.

Wade encestó 32 puntos, 11 más que en su mejor cosecha de postemporada en el pasado.

Bosh tuvo también su mejor desempeño de los playoffs y aportó 20 puntos y 13 rebotes recuperados. Él y Wade encestaron los canastos que dieron el golpe de gracia a San Antonio en el cuarto período.

Entre los tres marcaron 85 puntos. Justo lo que soñó el Heat cuando contrató a James y Bosh en el 2010 para que jugasen junto a Wade.

“Cuando Bosh, Wade y James anotan como lo hicieron esta noche y disparan como lo hicieron esta noche, cualquier equipo va a tener problemas, sobre todo si lo ayudan como hicimos nosotros”, declaró el piloto de los Spurs Gregg Popovich, visiblemente molesto con la actuación de su equipo.

“Cuando esos tipos juegan así, más vale que hagas un partido perfecto”, agregó.

Los Spurs no lo hicieron y regalaron el balón 19 veces, que derivaron en 23 puntos.

Como ha venido haciendo desde hace cinco meses, el Heat respondió con una victoria luego de perder un partido. Tiene marca de 12-0 desde el 10 de enero en partidos que siguieron a un revés.

Los Spurs tendrán que buscar las razones de semejante derrota después de haber aplastado 113-77 a Miami en el primero de tres partidos en San Antonio.

Después de ese duelo, en el que encestó apenas siete de 21 tiros, James dijo que, en su condición de estrella, tenía que ponerse el equipo al hombro. En el cuarto juego acertó 15 de 25 disparos.

Wade, en cambio, sostuvo que las tres estrellas del equipo tenían que compartir la responsabilidad de sacar al Heat adelante.

“Yo, Chris y LeBron teníamos que asumir el liderazgo”, expresó Wade. “Lo hablamos y dijimos que teníamos que controlar el partido de algún modo”.

James había dicho que estaban “obligados a ganar” porque ningún equipo remontó un 3-1 en contra en la final.

La victoria fue importante para el Heat porque garantizó que la serie se definirá en Miami, donde tendrán lugar el sexto y un eventual séptimo partido.

Un niño hispano de 11 años cuya interpretación del himno estadounidense en la final de la NBA desató una ola de ‘twitter’ racistas, se ganó una gran ovación en su segunda presentación.

El pequeño mariachi Sebastien De La Cruz fue felicitado por el entrenador de los Spurs de San Antonio, Greg Popovich y el entrenador del Heat, Erik Spoelstra, en medio de la cancha.

Su segunda presentación siguió a una gran muestra de apoyo después de recibir ‘twitter’ ofensivos sobre los hispanos cuando cantó el himno la primera vez en el tercer juego de la serie, que se televisa a todo el país.

Greg Popovich criticó a los que escribieron los mensajes racistas y llamó a De La Cruz “un gran artista”.

Otras celebridades y políticos también apoyaron a De La Cruz, como el alcalde de San Antonio, Julián Castro, y la actriz Eva Longoria, exesposa de Tony Parker, estrella de los Spurs.