‘Tolerancia cero’ en las diferentes sedes

Miles de personas salieron a las calles para protestar el aumento de pasajes públicos
‘Tolerancia cero’ en las diferentes sedes
Alrededor de unas 300 personas bloquearon ayer la principal vía aledaña al estadio de Brasilia, donde quemaron neumáticos en una protesta de apoyo a las manifestaciones en esas dos ciudades.
Foto: Fotos Ap

Río de Janeiro/EFE — El ministro brasileño de Deportes, Aldo Rebelo, consideró que las manifestaciones que se están desarrollando en los últimos días en varias ciudades del país por diversos motivos no afectarán al desarrollo de la Copa Confederaciones.

Rebelo hizo estas declaraciones durante la inauguración oficial del Centro Abierto de Medios de Río de Janeiro para la Copa Confederaciones, que se celebrará desde hoy hasta el 30 de junio en Brasilia, Río de Janeiro, Salvador, Recife, Fortaleza y Belo Horizonte.

“Creo que la Confederaciones se desarrollará sin ninguna relación directa con las manifestaciones que tengan lugar en el país”, dijo Rebelo.

Unas 300 personas incendiaron neumáticos frente al estadio Nacional de Brasilia para protestar contra la Confederaciones, el elevado gasto público en obras para el evento y las expropiaciones en varias de las seis ciudades sedes.

Miles de personas salieron a las calles de Sao Paulo y Río de Janeiro para protestar por el aumento de los precios del transporte público, con un saldo de 271 detenidos, aunque la gran mayoría han sido ya puestos en libertad.

Respecto al impacto sobre la imagen del país, Rebelo afirmó que “el mundo percibe y percibirá que Brasil permite el derecho de manifestación y que tiene los instrumentos para contener cualquier abuso de los manifestantes o de la represión hacia ellos”.

“Por lo que estoy informado”, continuó, la secretaría de Seguridad Pública del estado de São Paulo investigará “los posibles abusos de la fuerza policial” que se hayan cometido durante las manifestaciones.

“Disponemos de instrumentos democráticos para prevenir cualquier tipo de abuso relacionado con el ejercicio de los derechos democráticos, incluso del aparato represivo”, manifestó.

Además, dijo que el control de las manifestaciones es competencia de los órganos policiales de las regiones y que estas no pidieron al Gobierno federal la intervención de sus fuerzas.

El secretario de la Presidencia del estado de Río de Janeiro, Régis Fichtner, recordó que no se podrán realizar manifestaciones cerca del entorno del estadio de Maracaná, donde el martes se enfrentarán México e Italia’. “Tenemos que convivir democráticamente con ellas (las manifestaciones). Esperamos que no haya abusos ni violencia y que las personas no excedan los límites”, dijo.

La relatora de la ONU sobre el Derecho a la Vivienda, Raquel Rolnik, dijo que ha recibido denuncias sobre desalojos forzados llevados a cabo en Brasil con motivo de la Copa de Confederaciones 2013, el Mundial de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

“La experiencia nos muestra que, en muchas ocasiones, los megaeventos deportivos resultan en desalojos forzados, operaciones de barrido de personas sin hogar y en el aumento del coste de una vivienda digna. La situación, desafortunadamente, no es diferente en Brasil”, sostuvo Rolnik a través de una declaración difundida a la prensa.

Manifestó que durante los tres últimos años ha recibido denuncias de desalojos ejecutados en contra de los estándares internacionales de los derechos humanos.

“En varios casos, los residentes no han sido consultados”, dijo.

“En otras ocasiones, las compensaciones que reciben son tan pequeñas que resulta en la creación de asentamientos informales”, explicó.