Buscan revitalizar La Marqueta

Buscan revitalizar La Marqueta
La Marqueta tuvo hasta 500 vendedores que comercializaban sus productos, en las décadas de 1950 y 1960.
Foto: EDLPMariela Lombard

Nueva York — Vacía desde su renovación en la década de 1990, la plaza de La Marqueta está sujeta a una añoranza colectiva, que busca conservar la escancia de sus días de gloria, y los planes de algunos residentes para revitalizar el popular enclave.

Dimitri Gatanas, es el creador de Flea Marqueta, un “mercado de pulgas” que busca sacar el vibrante espíritu comunitario de las fotos en sepia y transportarlo a la actualidad.

“Los que amamos a El Barrio y a La Marqueta no perdemos oportunidad de hablar de nuestros recuerdos”, apuntó. “Me entristece ver como aquello que un día fue un bullicioso centro económico y social, ahora luce vacio y sin prosperidad”.

Gatanas expresó que Flea Marqueta, programado para el 23 de junio en La Placita, no obedece a al aburguesamiento que en los últimos años golpea a East Harlem. Sostuvo que además de inyectar dinamismo a la economía local, el evento celebrará la herencia cultural de las comunidades que dan a El Barrio su diversidad. “La intención es crear un espacio donde podamos aprender unos de otros y reconocernos como vecinos”.

Flea Marqueta, que incluye a 30 vendedores locales –quienes pagarán entre $50 y $75 por espacio- es gratis para la comunidad. Se espera la venta de artesanía, ropa y comida de diversos países, además de un espectáculo de baile de una compañía artística del vecindario.

Gatanas sostuvo que el concepto no desplaza a los vendedores de comida y víveres, actividad que en sus días de apogeo caracterizó a La Marqueta, cuando hasta 500 vendedores comercializaban sus productos, en las décadas de 1950 y 1960.

Para entonces el lugar bajo las vías del Metro North ofrecía discos de música latina y medicina tradicional, entre otros artículos.

“Es posible recuperar la esencia. Los vendedores de comida tendrían mejores ingresos con un mayor flujo de clientes atraídos por la gama de productos”.

Gatanas enfatizó que Flea Marqueta se inspira de Brooklyn Flea, pero el concepto de adapta a las particularidades de El Barrio.

El dominicano Carlos Chávez, un residente de la calle 117, opinó que Flea Marqueta podría revitalizar el área y generar un lugar de encuentro.

“Para qué tener un espacio vacío cuando la comunidad puede aprovechar su potencial”, indicó.

Tom Lunke, director de planificación de Harlem Community Development Corporation (HCDC), explicó un plan más ambicioso para devolver la gloria al enclave, con el proyecto Mile La Marqueta, que desarrollaría un corredor no utilizado en la Avenida Park, entre las calles 111 y 125 (22 cuadras), convirtiéndolo en un mercado al aire libre que albergaría 900 pequeños negocios y generaría 4, 000 empleos. Se estima un costo de construcción de $2.1 millones por cuadra.

Lunke indicó que HCDC está en proceso de lanzar el Request for Proposals (RPF) o convocatoria para el envío de propuestas de proyectos, dirigida a los desarrolladores.

“Es prematuro determinar el tiempo que tomará concretar el proyecto. Los beneficios no sólo se centran en la revitalización de La Marqueta, también en la reactivación de la economía local a gran escala”.

El proyecto plantea la conexión de la calle 125 con la estación de Metro North Railroad, generando mejor accesibilidad a las estaciones de tren y líneas de autobuses.