Turquía advierte que Policía tendrá más poderes

Turquía advierte que Policía tendrá más poderes
Policías antidisturbios y manifestantes se enfrentan durante una protesta en Ankara, Turquía, la madrugada de ayer.
Foto: efe

Ankara/AP — Desdeñando las críticas internacionales que ha recibido por el uso de la fuerza para reprimir una oleada de protestas contra el gobierno, el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan no sólo defendió ayer las acciones de la Policía, sino que se comprometió a otorgarle más poderes para enfrentar los disturbios.

El gobierno de Turquía ha sido criticado por el uso desproporcionado de la fuerza policial durante las protestas contra el gobierno, que se han extendido por el país durante más de dos semanas.

El brutal operativo del 31 de mayo contra manifestantes ambientales pacíficos en un parque adyacente a la plaza principal de Estambul, Taksim, detonó las protestas a nivel nacional y manchó la imagen de Erdogan en el extranjero.

Cuatro manifestantes y un policía han muerto durante las protestas y la asociación de médicos de Turquía informó que se lleva a cabo una investigación por la muerte de un quinto manifestante expuesto a gas lacrimógeno. Más de 7,800 personas han resultado lesionadas; seis siguen en estado crítico y 11 personas perdieron la vista tras ser golpeados por objetos lanzados.

Ante los legisladores de su Partido de la Justicia y el Desarrollo, Erdogan dijo que los policías antimotines desplegados para disolver las protestas han actuado contenidos y agregó que sus poderes aumentarían, lo que les permitiría más libertad al enfrentar protestas futuras.

“Nuestras fuerzas de seguridad han logrado dar una lucha extremadamente paciente contra los actos de violencia, al mantenerse dentro de los límites impuestos por la democracia y la ley”, dijo Erdogan.

El martes, la Policía realizó redadas en hogares y oficinas, deteniendo al menos a 87 personas bajo sospecha de su participación en actos violentos. Por la noche, la Policía disolvió una protesta silenciosa en la Plaza Taksim en la que cientos de personas imitaron a un hombre que se mantuvo de pie y en silencio por horas en una protesta pasiva contra las autoridades turcas.