El sueño de tener un negocio pequeño propio

En los Estados Unidos, el sector de los pequeños negocios, uno de los principales motores de la economía, ocupa a unos 60 millones de personas. Unos tres millones de pequeños negocios y empresas, con ganancias totales superiores a los 500,000 millones de dólares, pertenecen a latinos y latinas.

Desde sus inicios, hace 23 años, la Hispanic Federation ha alentado el espíritu emprendedor de quienes quieren triunfar en los negocios. Y recientemente, hemos comenzado a ofrecer talleres y seminarios de preparación para los que quieren iniciar la aventura del negocio propio. El próximo tendrá lugar en nuestra sede, en el Distrito Financiero de Manhattan, el 26 de junio, y allí podrán aprender el ABC de cómo poner en marcha el negocio propio. También se tratarán las características y los aspectos jurídicos de los diversos negocios, y se explicarán cuáles son las 20 preguntas que uno — o una, por supuesto — deberían hacerse antes de seguir adelante con el sueño del negocio propio.

Los pequeños negocios latinos crecen a un ritmo dos veces superior a la tasa nacional del 18%, y se calcula que para fines de esta década podría haber en los Estados Unidos más de 12 millones de pequeños negocios de propiedad latina.

Entre 2003 y 2007, por ejemplo, los negocios de dueños hispanos aumentaron sus ventas en más de un 55%. En algunos estados, la proporción de negocios propiedad de latinos es muy alta, como Nuevo México (23.6%), la Florida (22.4%), Texas (20.7%), California (16.5%) y Arizona (10.7%). En nuestra región, la mayor proporción de negocios propiedad de latinos se registra en el Bronx, donde llega al 37.6%.

Los pequeños negocios son un área de la actividad económica a la que los hispanos e hispanas pueden ingresar con relativa facilidad, ya que no se requiere títulos universitarios, ni grandes inversiones, ni influencias. Eso queda claro si se piensa que en 2007, de algo más de 2.3 millones de pequeños negocios latinos, sólo 249,000 tenían empleados y los casi dos millones restantes eran operados por sus dueños, exclusivamente.

Ser el propietario de un pequeño negocio–o la propietaria, como ocurre con frecuencia en nuestros vecindarios — no sólo es motivo de gran satisfacción personal y abre la posibilidad del éxito económico, sino que beneficia indirectamente a toda nuestra comunidad generando ingresos y empleos, reforzando la estabilidad del área de operaciones, etc. (Aunque los negocios de propiedad latinos con empleados son muchos menos que los manejados sólo por su dueños, en 2007 dieron trabajo a nada menos que 1.9 millones de empleados).

Pero poner en marcha una empresa, por pequeña que sea al principio, requiere, entre otras cosas, preparación y preparativos. Es decir, planificación. La Oficina de Nuevos Americanos de la Hispanic Federation, en alianza con el Centro de Pequeños Negocios del Estado de Nueva York y la Administración de Pequeños Negocios de los Estados Unidos, ofrecerá el miércoles 26 de junio un “Seminario sobre cómo Iniciar un Negocio Propio” en el que se explicará cómo hacer exactamente eso.

El seminario se desarrollará de las 11:00 am a las 3:00 pm en la sede de la Hispanic Federation,

55 Exchange Place, Suite 501, en la zona financiera de Manhattan.

Los interesados e interesadas pueden dirigirse a Jessica Orozco, Directora de Inmigración y Participación Cívica de la Hispanic Federation, llamando al (212) 233-8955, extensión 140, o escribiéndole a en jorozco@hispanicfederation.org.

¡Celebren con nosotros el vigésimo tercer aniversario de la Hispanic Federation! ¡Hasta la próxima columna!