Notas muestran el lado amoroso de Cachay y Brooks

Notas muestran el lado amoroso de Cachay y Brooks
Una carta de Sylvie Cachay a su novio.
Foto: cortesia

Manhattan — “…Te amo por encima de todas las cosas… quiero que seas mi compañera, quiero ser el proveedor para ti y para nuestros hijos… Con todo mi corazón…”.

La nota de amor de Nicholas Brooks, 24 años, a Sylvie Cachay, 33, fue leída ayer por el detective John Vrlic mientras el acusado mantenía la cabeza baja visiblemente afectado. Su abogado, Jeffrey Hoffman, le golpeaba la espalda afectuosamente. Brooks incluso se comprometía en la carta a dejar la droga “que es el mayor problema entre nosotros”.

El cadáver de Cachay fue encontrado el 9 de diciembre del 2010 en la habitación del hotel donde fueron a pasar la noche, después de un incendio en su apartamento.

Vrlic llevó a cabo el registro de los apartamentos de ambos. Mientras el de Cachay estaba ordenado, a pesar del incendio, el cuarto que Brooks tenía —en un apartamento que compartía con otros— estaba “sucio y desordenado, no tenía cama sino un colchón sobre el suelo y maletas abiertas”.

Fue en ese dormitorio donde encontraron los listados de cosas para hacer que le daba Cachay, encabezadas con un “Te quiero” y también el intercambio de notas de amor entre ambos.

“Querido Nick: Gracias por ser un hombre de corazón tan bello. Te amo y estos últimos cuatro meses han sido increíblemente especiales”, dice Sylvie en una tarjeta del 29 de octubre.

No fue el único momento dramático del día.

Durante el testimonio del examinador médico, los padres de Cachay permanecieron abrazados y con la mirada baja para no ver las fotos del cadáver ni al acusado negando con la cabeza que eso hubiera pasado.

Robert Lee declaró que, tan pronto llegó a la escena del crimen, recomendó a los policías que llamaran a la Unidad de Investigación Criminal ya que “había circunstancias sospechosas” que los forenses tendrían que analizar en la autopsia.

A preguntas del fiscal Joel Seidemann fue citando estas y señalando las fotos: Se había encontrado a la víctima “vestida” en la tina. En la mano derecha tres puntos podrían ser marcas de dientes. En el cuello había moretones a los lados y marcas rojas en el interior de los ojos que pueden ser indicio de estrangulamiento. En el interior del labio superior había dos laceraciones que podrían haber sido causadas al taparle la boca.

Hoffman, por la defensa, resaltó que los moretones solo estaban a los lados no en el centro y le preguntó qué otras causas de muerte podrían ser. “Solamente estrangulamiento y enfermedades cardiacas”, respondió Lee.

Otro de los testigos del día fue el músico de jazz David Raleigh, con el que Brooks se fue a tomar copas la noche del crimen —tras ser presentados por el recepcionista del hotel.

¿Le dijo por qué estaba en Soho House?, preguntó la fiscal Rachana Pathak. “Sí, él y su novia tenían sexo cuando la cama y el pelo de ella se quemó con las velas”.