Padre e hijo absueltos de tráfico sexual en NY pero no de lavado

Una jueza absolvió a Vincent George padre y Vincent George hijo por manejar un negocio de prostitución en Manhattan, pero anunció penas por lavar millones a través de negocios
Padre e hijo absueltos de tráfico sexual en NY pero no de lavado
Los convictos en sala al momento del veredicto.
Foto: AP / Seth Wenig

NUEVA YORK — Una jueza que escuchó a prostitutas declarar que un dúo de proxenetas de padre e hijo las hizo sentir como una familia absolvió a los dos hombres de cargos de tráfico sexual hoy.

Los simpatizantes de los dos hombres estallaron en aplausos al anunciarse esa parte del veredicto, pero guardaron silencio cuando la jueza Ruth Pickholtz anunció penas contra Vincent George padre y Vincent George hijo por cargos de lavar millones de dólares a través de negocios de grabaciones de música y taxis. El par apenas mostró emociones, aparte de sonreír levemente cuando eran llevados de regreso a la cárcel.

George padre, de 56 años, y su hijo de 35 años enfrentaban hasta 25 años de prisión por cargos de que coaccionaron a mujeres para que se prostituyeran en la zona de Manhattan. Aún podrían enfrentar hasta 15 años de prisión por los cargos de lavado de dinero.

La sentencia será anunciada el 8 de julio.

Pese al veredicto mixto, el fiscal del distrito de Manhattan Cyrus Vance hijo dijo que el resultado fue una victoria.

“El objetivo de la fiscalía era desmantelar una empresa criminal de arriba a abajo”, dijo. “Ese objetivo se logró en el caso de los George …No hay final de cuento de hadas para esos acusados”.

A su vez, la defensa, que llamó a las mujeres que trabajan para sus defendidos “prostitutas felices“, también cantó victoria, y añadió que planeaba apelar las penas.

El veredicto “reconoce que las personas tienen libre albedrío y el derecho a tomar decisiones, aunque a uno no le gusten esas decisiones”, dijo David Epstein, abogado de la defensa, sobre las prostitutas.

La relación amorosa entre los proxenetas y las prostitutas “fue vindicada”, dijo. “Es una victoria moral y legal”.