‘Dreamer’ deportado sueña con regresar

‘Dreamer’ deportado sueña con regresar
Joel Zuniga (izq.), deportado a México, tuvo oportunidad de reunirse con su hermano Angel, a través de la valla fronteriza.
Foto: AP

NOGALES, Arizona/AP — Cuatro años de la que parecía una distancia inevitable se borraron en cuestión de segundos cuando Julio y Angel Zuniga abrazaron a su hermano Joel sin prestar atención a la barda fronteriza que los divide desde que fue deportado.

“Se siente feo, pero a la vez bonito poderlo ver. Pero siento que a través de la reja uno de nosotros está en prisión”, dijo Angel, de 18 años.

Los tres hermanos son dreamers (soñadores), nombre con el que se autodenominan los jóvenes que se criaron en Estados Unidos pero ingresaron al país sin autorización cuando eran niños.

Cuando Joel fue deportado en el 2009 aún no existía un plan de deportación aplazada del presidente Barack Obama que entró en vigencia en 2012 protegiendo a sus hermanos de la deportación y dándoles un permiso de trabajo.

“El ahora tuviera acción diferida (aplazada), pero no ocurrió así porque un policía lo detuvo”, dijo Julio, de 23 años.

Joel iba de camino al trabajo en 2007 cuando un policía lo detuvo sin darle un motivo, tras no contar con una licencia de conducir el oficial lo reportó con las autoridades migratorias quienes lo pusieron en un proceso de deportación.

En el 2009, un juez finalmente ordenó que debía salir del país.

“Me puse muy triste”, dijo Julio. “Entró a su cuarto y empezó a sacar sus cosas.”

Como hermano mayor, Joel lamenta el tiempo que no pudo pasar con su familia.

“A Angel lo dejé a los 16 años.. .Yo quería pasar tiempo con él enseñarle cosas de la vida. Me hubiera gustado estar en su graduación”, dijo.

Aunque Angel y Julio se beneficiaron con la suspensión de deportaciones de Obama que les permite acercarse a la franja fronteriza, su estatus legal en el país es temporal y de cruzar la frontera la ley no les permite volver a entrar.

Su reencuentro aunque interrumpido por la barda del muro fronterizo que no les permitió abrazarse completamente se dio una semana después de que un grupo de tres jóvenes se reunieran con sus madres en el mismo sitio.

“Estoy feliz de estar aquí, pero es difícil estar medio abrazando a mi hermano”, dijo Julio.

Los padres de los jóvenes no pudieron viajar hasta la frontera por carecer de documentos legales, pero estuvieron presentes a través de un chat en un teléfono celular.

“Hubiese preferido yo estar ahí y que él estuviera con mi papá”, dijo Julio.

La ausencia de Joel se hace sentir en todos los aspectos de su vida cotidiana, aún después de cuatro años.

Durante la Navidad es difícil convencer a su madre de poner luces navideñas porque Joel era el que se encargaba de eso. A veces su padre lo llama para reclamar que sus hermanos no lo ayudan con las reparaciones de la casa como él solía hacerlo.

“No es fácil pasar las navidades y verlos por una computadora”, se lamentó Joel.

El joven tenía 19 años cuando fue deportado y el ajuste a vivir en México fue duro. Ahora tiene un empleo en la compañía Teletech en la Ciudad de México donde llegó a ser supervisor y trabaja dando servicio al cliente en inglés, un idioma que domina perfectamente.

“De esta manera por lo menos estoy cumpliendo mi sueño americano”, dijo Joel.

Pero Julio y Angel quieren que su hermano tenga las mismas oportunidades que ellos están teniendo en Estados Unidos.

Julio se graduó de la universidad con un título en administración de negocios y ahora que tiene un permiso de trabajo está buscando empleo.

El Congreso estadounidense podría abrir las puertas para que Joel tenga una segunda oportunidad. Una cláusula de la propuesta de reforma migratoria presentada en el Senado permite que jóvenes como Joel puedan regresar a Estados Unidos después de haber sido deportados y solicitar una legalización.

El reencuentro de los hermanos fue posible con el apoyo de United We Dream y La Coalición de Arizona por el Dream ACT.

“Esto no es una protesta”, explicó Carolina Canizales, vocera de United We Dream. “Esto es una forma de inspirar a más familias para que vean que la reunificación puede alcanzarse completamente si se aprueba una reforma migratoria”.