Brasil e Italia reviven añeja rivalidad

Brasil e Italia reviven añeja rivalidad
Neymar (10) remata sobre la portería de Corona ante la marcación de Carlos Salcido (3) en el cotejo que Brasil ganó 2-0.
Foto: Fotos Ap

SALVADOR, Brasil/AP — Un clásico del fútbol con mucho en juego.

Brasil e Italia, dueños de nueve coronas mundiales entre ambos, se enfrentan hoy para definir el ganador del Grupo A en la Copa Confederaciones, un premio importante tomando en cuenta que posiblemente evitará enfrentarse con España en las semifinales.

Los anfitriones y la Azzurra ganaron sus dos primeros partidos para asegurar los boletos de su sector a la segunda ronda, dejando en el camino a México y Japón. Un empate le basta a Brasil para avanzar como puntero, al superar a Italia por diferencia de goles.

España comanda el Grupo B y, aunque oficialmente no ha certificado su pase, ya se da por descontado. Y tendría que ocurrir una combinación muy improbable mañana —que pierda por goleada contra Nigeria, y que Uruguay le propine una paliza a Tahití— para que el campeón del mundo no sea líder de su zona.

El primero del Grupo B enfrentará al segundo del A en semifinales el 27 de junio en Fortaleza, mientras que el primero del A jugará contra el segundo del B el día previo en Belo Horizonte.

Sin faltarle el respeto a nadie, en el fútbol hay una gran diferencia entre jugar ante España que contra Uruguay y Nigeria.

Brasil llega con un Neymar entonado, autor de dos golazos y de una asistencia en las victorias 3-0 sobre Japón y 2-0 contra México.

De todas formas, el técnico brasileño Luiz Felipe Scolari pregonó cautela y advirtió que ahora viene lo más complicado.

“Estoy preocupado, porque ahora nos toca jugar contra un equipo como muchos futbolistas experimentados”, comentó sobre el compromiso contra Italia. “Pero ahora somos mejores, así que no estoy tan preocupado como hace tres meses”.

Brasil no contará con el mediocampista Paulinho, quien tiene un esguince en el tobillo izquierdo, y está en duda el zaguero David Luiz por un golpe en la nariz.

Italia tendrá una baja aún más importante, ya que su armador Andrea Pirlo quedó descartado por una lesión en la pierna derecha. El mediocampista Daniele De Rossi tampoco estará por acumulación de tarjetas.

Los italianos han cumplido hasta ahora, pero con su habitual cuota de sufrimiento. Arrancaron con un triunfo 2-1 sobre México y luego superaron 4-3 a Japón en un encuentro de ida y vuelta, en el que remontaron dos goles de desventaja y sentenciaron a los 86 minutos con un gol de Sebastian Giovinco.

“Trabajamos realmente duro en un calor intenso (en Recife) y es importante que descansemos y recarguemos las baterías para el partido contra Brasil”, comentó el timonel italiano Cesare Prandelli. “Tendremos que ser mucho más ordenados y estar más atentos en el futuro”.