Exigen mejoras al servicio de 911

Exigen mejoras al servicio de 911
Padres de la pequeña Ariel Russo, atropellada mortalmente, testifican durante una audiencia en el Concejo municipal que analizaba la situación con el servicio de 911.
Foto: EDLPMariela Lombard

Nueva York — Los padres de la niña que murió atropellada por un conductor sin licencia que huía de la policía hicieron un llamado para que arreglen el sistema de emergencia 911 y la Policía evite persecuciones a alta velocidad en zonas escolares.

Sofia Russo, madre de la pequeña Ariel, de 4 años, suplicó a los neoyorquinos que llamen y le escriban al alcalde Michael Bloomberg y los miembros del Concejo municipal para evitar una nueva tragedia y que otra familia no sufra lo que su familia está sufriendo por la pérdida de su hija.

“Necesitamos una ley que prohiba las persecuciones policiales a alta velocidad en zonas escolares y lo segundo, que es lo más importante, es que tenemos que exigir que este sistema de emergencia sea arreglado”, pidió Sofia Russo, después de testificar en una audiencia en el Concejo municipal sobre el tema de fallas del sistema de emergencias 911.

Los padres de Ariel, Sofía y Alan Russo, alegan que los servicios de emergencia tardaron en llegar al lugar del mortal accidente debido a problemas técnicos que hubo con en el nuevo sistema 911.

La familia Russo está demando a la ciudad por $40 millones por el retraso de 4 minutos que hubo entre el momento en que se realizó la llamada al 911 pidiendo ayuda para las víctimas del accidente, y el tiempo que se demoró en llegar la ambulancia con los paramédicos al sitio del accidente.

“Ariel seguía con vida durante los 8 minutos que esperó para los paramédicos en llegar. Ariel perdió su vida ya sea por el fallo del sistema de emergencia o por error humano del operador, no quiero que esto le suceda a otro niño en esta ciudad”, señaló.

“Hoy testifique ante el comité que está investigando los problemas con respecto al sistema de emergencia como una madre que perdió a su hija y como una madre que busca repuestas y justicia”, indicó Sofía Russo.

“Me hago muchas preguntas de lo que pasó esa mañana. No puedo cambiar lo que pasó, pero nosotros como residentes de Nueva York podemos cambiar algunas cosas para que esto no vuelva a suceder”, agregó la mujer.

Durante la audiencia el vicealcalde de Nueva York Caswell F. Holloway defendió el nuevo sistema técnico implementado en el 9/11 y alegó que Nueva York ahora responde más rápido las casi 30 mil llamadas de emergencia.

Mientras que el presidente del sindicato de paramédicos y técnicos de emergencia del FDNY, Israel Miranda, dijo que el sistema presenta fallas técnicas.

“El sistema no trabaja bien. Es más fácil de echarle las culpas a un trabajador”, aseguró Miranda