La cara oculta de los secuestros

Informe en Colombia revela más de 39,000 plagios durante cuatro décadas
La cara oculta de los secuestros
Luis Alfonso Beltrán quien cayó en poder de las FARC el 3 de marzo de 1998 en el sur del país fue liberado el año pasado.
Foto: ap

Bogotá — Más de 39,000 personas fueron secuestradas en Colombia en cuatro décadas, según un informe revelado el jueves por el Centro Nacional de Memoria Histórica.

“Entre el 1 de enero de 1970 y diciembre de 2010, nosotros documentamos 39,058 secuestros”, aseguró a The Associated Press César Caballero, gerente de la firma Cifras y Conceptos y quien estuvo al frente de la investigación por solicitud del Centro Nacional de Memoria Histórica.

El organismo es una entidad pública encargada de documentar y recoger todos los testimonios orales y recopilarlos en relación al conflicto.

El 97% de las víctimas del secuestro, precisó Caballero, fueron colombianos y el 3% restante extranjeros.

El informe “Una verdad secuestrada” fue presentado a la prensa en un museo del centro de Bogotá y entre otras personalidades estuvieron el ministro del Interior, Fernando Carillo, y la embajadora de la Unión Europea en Colombia, Maria Antonia Van Gool.

“Este esfuerzo no tiene precedentes en la historia del país”, sostuvo Carrillo, quien además calificó de “descomunal” la tarea adelantada por los investigadores en torno a la realidad del tema del secuestro en el país.

“Es la base de datos más importante sobre el delito del secuestro” en Colombia, insistió el funcionario.

El de la jornada fue el informe número 21 elaborado por el Centro Nacional de Memoria Histórica sobre hechos de violencia en Colombia como masacres perpetradas por los grupos guerrilleros, paramilitares y narcotraficantes, según dijo su director general, Gonzalo Sánchez.

Según el informe, de los 39,058 secuestrados registrados entre 1970 y 2010, las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) fueron las principales perpetradoras, con un 33%. Le siguieron “redes criminales”, con un 27%; el también rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN), con un 25%, y las bandas paramilitares, con un 7%.

Para la elaboración del informe, según Caballero, se trabajó con base en casos judicializados y se empleó el método de “fuentes contrastadas” que requiere que varias fuentes reporten el mismo caso para poderlo contrastar, según explicó. Por eso, dijo, no se incluyeron los casos de secuestro cometidos desde el 1 de enero de 2011 a la fecha pues, según dijo, Cifras y Conceptos requiere de más tiempo para poder hacerles seguimiento.