‘Canelo’ gana asalto en ‘Times Square’

‘Canelo’  gana asalto en ‘Times Square’
'Canelo' Alvarez fue ovacionado por el público asistente cuando pisó la alfombra roja de 'Times Square' en Manhattan.
Foto: Fotos Ap

NUEVA YORK — Sonó el ‘Cielito lindo’ a ritmo de mariachi, llovieron serpentinas verdes, blancas y rojas, la gente rugió y Saúl ‘Canelo’ Alvarez ganó en Times Square el primer asalto en la promoción de la pelea en que se medirá al invicto Floyd Mayweather.

“En el boxeo hay tiempo para todos, y este es mi momento. He visualizado esta pelea durante muchos años y sé que no voy a perder. Yo sé que él sabe quién soy yo, pero si no lo sabe el 14 de septiembre me conocerá”, sentenció Alvarez, quien llegará al pleito con marca de 42 victorias, un empate y 30 nocáuts.

Ante cientos de personas que se congregaron en este punto turístico de la ‘Gran Manzana’, ambos peleadores esgrimieron sus mejores argumentos y se vieron fijamente a los ojos por primera vez, arrancando así, una gira de 14 ciudades para promover su pleito del 14 de septiembre entrante en el MGM Grand de Las Vegas.

Momentos antes, frente a los reporteros, un ‘Canelo’ serio dijo que está listo para cualquier tipo de pelea que Mayweather presente.

“Será un pleito de estrategia y no va a ser fácil, pero entre mejor sea mi rival mejor seré yo”, aseguró. “Soy un peleador rápido, fuerte y también pienso. Por eso sé que ganarle a él me pondrá entre los mejores del mundo”.

El púgil mexicano, de apenas 22 años de edad, entrenará en Big Bear Lake, California.

Poco importó que Mayweather sea la leyenda en vida, el hombre de la experiencia, uno de los mejores peleadores que se han visto, porque gran parte de la afición estaba ahí para apoyar al jaliciense de pompadour encendido.

Cuando el veterano boxeador de 36 años quiso dirigirse al público a través del micrófono, sus palabras fueron acalladas por abucheos y los gritos de “¡Mé-xi-co!” “¡Mé-xi-co!” que venían desde las gradas y barricadas que rodeaban el escenario donde ambos peleadores se presentaron.

Fue tanto el furor que hasta ‘Money’ Mayweather, un estudioso del boxeo, dijo que admiraba a México por los grandes campeones que había producido, aunque arriba del ring sólo hay dos hombres fajándose sin nadie que los ayude.

“Las aficiones no pelean por uno”, dijo. “El mundo es mi territorio. Así que a mí pónganme en un ring en cualquier lugar del mundo y yo siempre saldré victorioso”.

En la pelea, que se disputará en las 152 libras (68.9 kilogramos), estarán en juego el cinturón de los medios del CMB de Alvarez y el de rey de los súper welter de la AMB de Mayweather.

“En cada deporte hay raras ocasiones en que se tiene a los dos mejores contendientes enfrentándose. En esta ocasión tenemos al peleador número uno de Estados Unidos contra el peleador número uno de México. El mejor kilo por kilo contra la nueva estrella número uno en este deporte”, manifestó Stepehen Espinoza, vicepresidente ejecutivo de Showtime Sports.

‘Canelo’, que tiene como promotor a Oscar de La Hoya y su Golden Boy Promotions, dijo que escucha al excampeón mexicano-estadounidense porque él enfrentó a Mayweather el 5 de mayo de 2007, con una decisión dividida para ‘Money’.

“Canelo cuenta con el poder, eso es obvio. Mucha gente se sorprenderá de la velocidad que mostrará, pero además creo que él es un peleador mucho más inteligente que yo cuando me enfrenté a Mayweather”, señaló De la Hoya.

Mayweather no quiso responder por qué se había negado a enfrentar a Alvarez antes; simplemente dijo que había llegado el tiempo de realizar este combate.

“Encaro una pelea a la vez y a esta ya le llegó la hora”, declaró Mayweather.

Esta será el segundo duelo que ‘Money’ disputa dentro de un contrato de 30 meses y seis peleas con la empresa Showtime, acuerdo que le podría generar hasta $200 millones.

Al ser cuestionado sobre si sentía miedo de que esta pudiera ser la pelea en que pierda el invicto, Mayweather dijo que no.

“Siento miedo cuando una mujer está embarazada con uno de mis hijos porque quiero que ella y mi bebé esté bien. Siento miedo de pensar que mi madre puede estar enferma. Pero a la hora de subir al ring no siento ninguna clase de miedo”, sentenció.