NYPD lanza más castigo por español

NYPD lanza más castigo por español
Al caso de la agente de origen dominicano, Jessenia Guzmán, hay que sumarle otros ocho sancionadas por hablar español.
Foto: EDLPMARIELA LOMBARD

Nueva York — Al menos nueve agentes de policía —todas ellas mujeres hispanas— han sido sancionadas en los últimos tiempos por hablar en español en su lugar de trabajo, según la Asociación Nacional de Agentes Latinos (NLOA, por sus siglas en inglés).

La nueva denuncia se produce luego que el lunes se revelara que una agente policial de origen dominicano —Jessenia Guzmán— había sido castigada por responder en español a una compañera de trabajo.

NLOA también aseguró que, en la mayoría de estos casos, las agentes recibieron las amonestaciones como mecanismo de represalia después de que previamente presentasen quejas formales por haber sufrido discriminación laboral por parte de sus supervisores.

“He confirmado con un teniente del departamento de relaciones laborales de la Policía que hay otras ocho agentes amonestadas por hablar en español, por circunstancias similares a la de Guzmán y en distintos precintos de la ciudad”, dijo Manny González, presidente del capítulo NYPD de NLOA y policía en actividad en Brooklyn.

“Animamos a que estas y otros agentes que hayan sufrido esta política salgan adelante a contar su historia, pero nosotros no les podemos forzar”, agregó González.

El director de NLOA, Anthony Miranda, quien ha estado en contacto con Guzmán, explicó que su supervisor —el teniente Richard Khalaf del cuartel 24 del Upper West Side— utilizó la regla de hablar sólo en inglés como excusa para sancionarla por la mala relación que tenía con ella, lo que la llevó a presentar una queja formal por discriminación contra el teniente.

“La agente Guzmán perdió el hijo que esperaba por el estrés al que era sometida por su supervisor”, dijo Miranda. “Este teniente le denegaba permisos para cuidar a su otro hijo enfermo, la cambiaba constantemente de asignaciones y le dijo que nunca volvería a una patrulla policial”.

Guzmán recibió la sanción por parte de Khalaf únicamente por mantener un breve intercambio en español con una compañera estando de servicio, según su versión.

Aparentemente, la compañera, que no resultó amonestada, sólo le preguntó si quería un café mientras contestaba a las llamadas que recibe el cuartel.

Miranda también reclama que la norma de hablar sólo en inglés no está por escrito en ningún manual del Departamento de Policía (administrativo, de patrulla, interno u operaciones), por lo que no es más que “un falso pretexto para discriminar y tomar represalias contra agentes de policía multilingües”.

Tanto el alcalde Michael Bloomberg como el Comisionado de Policía, Raymond Kelly, han defendido la política.

“Esto es sobre vida o muerte… todo el mundo tiene que poder entender las mismas órdenes al instante e ir en la dirección que se les ordene cuando hay vidas en juego”, declaró Bloomberg.

Estos comentarios recibieron ayer réplica por parte de Dennis González, presidente de la NYPD Hispanic Society. “¿Qué clase de emergencia de vida o muerte hubo cuando a la agente Guzmán… le preguntó una compañera si quería un café y ella le contestó en español?”, dijo González. “El siguiente paso lógico será amonestar a un agente de origen asiático por pedir un chow fun o a uno griego por pedir un gyro“.

NLOA ha pedido que se inicie un procedimiento disciplinario contra el teniente Khalaf, que se retire la reprimenda de la hoja de servicio de Guzmán y que se proteja a la agente para que no sufra más represalias.

La Presidenta del Concejo Municipal y candidata a la Alcaldía, Christine Quinn, también pidió a NYPD que reconsidere la decisión de mantener la política de “sólo inglés” porque “envía un mensaje nocivo y dañino”.