Gays celebran decisión de Corte Suprema

Gays celebran decisión de Corte Suprema
Edith Windsor (izq.) la demandante del histórico caso del matrimonio gay ante la Corte Suprema, seca sus lágrimas luego de dirigirse a manifestantes LGBT.
Foto: AP

Washington/Servicios Combinados — Las dos decisiones del Tribunal Supremo sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo fueron acogidas ayer con júbilo por los principales grupos que defienden los derechos de los gays y por el ala demócrata del Congreso.

Políticos y activistas celebraron los fallos por los que el Supremo invalidó, por un lado, la ley DOMA, que define el matrimonio como “la unión entre un hombre y una mujer”, y por otro abrió el camino para que las bodas gay vuelvan a ser legales en California.

El presidente Barack Obama, celebró la decisión sobre DOMA y dijo que “es un histórico paso adelante a favor de la igualdad de los matrimonios. El amor es amor”.

En un comunicado distribuido poco después por la Casa Blanca, Obama aseguró que la ley sobre el matrimonio de 1996 “era discriminación convertida en legislación” y que la medida “trataba a las parejas gay y lesbianas que se aman y se comprometen como una clase diferente e inferior de gente. La Corte Suprema ha corregido ese error, y nuestro país es mejor por ello”.

Obama, que el año pasado se convirtió en el primer presidente estadounidense en apoyar públicamente al matrimonio gay, dijo que la “decisión es una victoria para las parejas que han luchado durante tanto tiempo por un tratamiento equitativo bajo la ley, para los niños que verán cómo se reconocen los matrimonios de sus padres como legítimos, para las familias que, por fin, lograrán el respeto y la protección que merecen, y para los amigos y simpatizantes que no han deseado nada más que ver cómo se trata de forma justa a sus seres queridos y cómo su país cambia para mejor”.

Obama aseguró que ya ha encargado al Departamento de Justicia que lidere el proceso para “revisar todos los estatutos federales relevantes” con el fin de asegurar que la decisión sobre la DOMA “se implemente rápida y adecuadamente”.

El expresidente Bill Clinton, que firmó la ley DOMA en 1996, pero ha indicado recientemente que se opone a ella, valoró ambas decisiones en un comunicado conjunto con su mujer, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

“El tribunal ha admitido que la discriminación a cualquier grupo nos perjudica a todos en nuestros esfuerzos por formar una unión más perfecta. También nos alienta que la igualdad de matrimonios pueda volver pronto a California”, señalaron los Clinton, que felicitaron a Edie Windsor, la demandante en el caso de DOMA.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, escribió en Twitter que las decisiones eran “victorias revolucionarias para los derechos civiles”, mientras que el gobernador de Maryland, Martin O’Malley, consideró que el fin de DOMA es un “poderoso paso” para la gente que vive en estados como el suyo, donde el matrimonio gay es legal.