Nueva batalla ganada en el Senado

Nueva batalla ganada en el Senado
Los inmigrantes indocumentados están más cerca de la legalización.
Foto: ap

WASHINGTON — El Senado estadounidense aprobó ayer una enmienda clave a la reforma migratoria con votación 69-29, lo que facilita la aprobación del proyecto integral esta semana.

Quince republicanos se sumaron a los 52 demócratas y dos independientes —que suelen votar con los demócratas— para aprobar la moción y superar cómodamente el mínimo requerido de 60 votos, de 100 posibles.

Los votos en contra incluyeron a cuatro de los cinco republicanos que ejercen funciones de liderazgo en su bancada. Roy Blunt de Misurí, vicepresidente de la Conferencia Republicana y quinto en la línea jerárquica, no votó.

El resultado del miércoles avizora que el proyecto de ley contará con más de 60 votos cuando sea votado por el pleno del Senado hoy o mañana.

Sin embargo, el presidente de la cámara baja, el republicano por Ohio John Boehner, reiteró el miércoles que no planea someter a votación en el pleno de representantes la versión del Senado.

La enmienda elaborada por los senadores republicanos John Hoeven (Dakota de Norte) y Bob Corker (Tenesí) incluye duplicar la cantidad de agentes de la Patrulla Fronteriza, extender la cerca 1,100 kilómetros (700 millas) e invertir miles de millones de dólares en equipos como aviones no tripulados, radares y monitores antisísmicos a un costo de $30,000 millones.

El republicano por Iowa Chuck Grassley reiteró justo antes de la votación las críticas expresadas por un sector de su bancada a la enmienda y al proyecto de ley en general.

“Se arroja dinero en la frontera, pero no hay rendición de cuentas sobre cómo lograr metas. Necesitamos ver resultados, pero el único resultado asegurado es la legalización (de inmigrantes sin papeles). Legalización primero y seguridad fronteriza después”, indicó.

Ambas bancadas aún negocian la posibilidad de votar otras enmiendas presentadas, pero no había surgido un acuerdo.

Los senadores republicanos Rob Portman (Ohio) y Saxby Chambliss (Georgia) gestionan la inclusión de sus propuestas para que la aplicación del E-Verify sea más estricta y pretenden aumentar los requisitos para que los trabajadores agrícolas puedan obtener la residencia permanente.

El E-Verify es una base de datos actualizada por el gobierno federal que permite a los patronos verificar si sus empleados están autorizados para trabajar en Estados Unidos.