Brasil y España por la gloria

El Maracaná acoge un choque entre la selección más laureada y el actual referente del fútbol mundial
Sigue a El Diario NY en Facebook
Brasil y España por la gloria
España, campeona del mundo, es favorita para ganar la Copa Confederaciones hoy en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.
Foto: ap

Río de Janeiro — La magia de Brasil y el fútbol elegante y preciso de España se miden hoy domingo en el estadio Maracaná, en la considerada la final soñada de la Copa Confederaciones 2013.

En la novena final en la historia del torneo, se enfrentarán (6:00 p.m.) el conjunto anfitrión y vigente monarca de la Copa Confederaciones con el actual campeón del mundo, que espera conquistar el título que le falta en sus vitrinas.

“Parece que todo estaba destinado para esta final de la Confederaciones desde que se inició. El campeón actual y el aspirante. La responsabilidad que tenemos es cada día mayor. Desde el Mundial para acá la sentimos cada vez más”, aseguró el seleccionador de España, Vicente del Bosque.

“Ansiaba una final contra España, y no creo que sea el único. Tenemos la oportunidad de medirnos a la mejor selección del mundo, la vigente campeona mundial”, manifestó Neymar. “Sentimos una mezcla de respeto y de admiración por este equipo, pero tenemos que imponernos y jugar nuestro fútbol”.

España buscará ganar ese título que anhela desde su llegada a esta justa. La ‘verdeamarela’ quiere conquistar su tercer cetro de la Confederaciones consecutivo.

El conjunto que dirige Del Bosque deberá superar el cansancio que le significó su partido de semifinal contra Italia, en el que tuvieron que definir al finalista por la vía de los penaltis tras empatar0-0 en 120 minutos de juego.

“Brasil ha ganado cinco Mundiales y tres Copas Confederaciones, jugará en el Maracaná ante su público. Para nosotros es un sueño, el domingo comienza una nueva historia, ya veremos quién se lleva la victoria”, dijo Del Bosque.

El entrenador español destacóque la clave para que su país vuelva a conquistar el cuarto título en cinco años dorados, tras dos Eurocopas y un Mundial, será dejar no perder la identidad.

“No somos soberbios, como si no existiera el contrario, pero tampoco debemos estar sometidos a lo que ellos marquen. Ni ellos son tan buenos como eran antes ni nosotros somos los mejores”, indicó.

Todo está listo para esta final de ensueño que hicieron posible brasileños como españoles, un encuentro sublime en un escenario espléndido para su desarrollo, en donde cada equipo impondrá su estilo en busca de la gloria.

Las selecciones de Uruguay e Italia disputan en el estadio Fonte Nova, de la ciudad de Salvador (12:00 p.m.), el tercer puesto de la Copa Confederaciones, en un partido en el que ambos equipos buscarán confirmar su recuperación futbolística.

“Hemos vuelto a ser competitivos contra grandes equipos. Este grupo empieza a acumular mucha experiencia”, declaró el entrenador uruguayo, Oscar Washington Tabárez.

“Cada vez que nos ponemos la celeste lo hacemos para ganar y para nosotros representa mucho poder quedarnos con el tercer puesto”, indicó el delantero Luis Suárez.

“El partido por el tercer puesto no se anuncia sencillo. Lo hemos dado todo durante esta competición. Pero vamos a tomarnos muy en serio el partido contra Uruguay. Tenemos intención de acabar este torneo con la cabeza alta”, destacó el italiano Emanuele Giaccherini

—Servicios noticiosos