Cuidado al elegir su escuela de inglés

Con los ojos en la reforma migratoria se espera que proliferen centros de idiomas
Cuidado al elegir su escuela de inglés
Las bibliotecas públicas de Nueva York ofrecen clases de inglés gratuitas.

NUEVA YORK — Si finalmente se aprueba el proyecto de ley de reforma migratoria, las escuelas que enseñan inglés podrían multiplicarse y hacer su agosto con los millones de inmigrantes ilegales que deberán aprender el idioma para optar a la residencia permanente, pero antes de elegir un centro hay que seguir unos pasos para corroborar que es de confianza y cumple con la legalidad.

De acuerdo con el Departamento Estatal de Protección al Consumidor de Nueva York, lo primero que hay que hacer es asegurarse de que la escuela cuenta con la licencia oficial de la Oficina de Supervisión Académica (BPSS, por sus siglas en inglés), que es la agencia dentro del Departamento de Educación Estatal que se encarga de su regulación.

Esta licencia certifica, entre otras cosas, que la escuela cumple con unos buenos estándares en lo que se refiere al nivel del profesorado, a los programas que ofrece y a los medios con los que cuenta para enseñar inglés como segundo idioma.

Una escuela que tiene la licencia de la BPSS, sólo puede dar empleo a profesores que estén graduados en instituciones reconocidas por el Departamento de Educación, y además tienen que haber completado con éxito un programa de entrenamiento para enseñar inglés como segundo idioma o acreditar al menos un año de experiencia enseñándolo.

Cada programa de enseñanza del idioma que ofrece la escuela ha tenido que ser evaluado además por esta oficina antes de comenzar a ser impartido.

La página web de la BPSS (www.acces.nysed.gov/bpss/) ofrece un directorio alfabético y por regiones de todas las escuelas que cuentan con la licencia oficial. La escuela también está obligada a enseñársela si usted lo reclama.

Alrededor de la web