Policía reporta hallazgos en escondite de Aarón Hernández

Uno de los implicados en el caso de asesinato de Odin Lloyd fue quien reveló la existencia del apartamento secreto a las autoridades

WRENTHAM, Mass. – La dirección residencial del exfutbolista de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Aarón Hernández, no era un secreto para nadie, según quedó evidenciado en las fotos tomadas el día de su arresto. Sin embargo, la policía desconocía que el acusado de asesinar a Odin Lloyd tenía un apartamento “secreto”.

Quien se los reveló fue Carlos Ortiz, a quien los fiscales identifican junto a Ernest Wallace como los amigos que acompañaron a Hernández la noche en que Lloyd fue asesinado. “El tiene otra dirección que no mucha gente conoce”, se alega fue la declaración de Ortiz, quien pensaba que en ese apartamento a él se le había quedado un teléfono celular.

La Policía, entonces, solicitó una orden para entrar al apartamento en busca del teléfono. Sin embargo, al divisar las evidencias, pidieron a la corte otro permiso para revisar la instalación y un vehículo Hummer que estaba estacionado a las afueras del edificio, localizado en Franklin, a 11 millas de distancia de la residencia oficial del exjugador. La otra casa de Hernández, localizada en un edificio de tres pisos, tiene dos habitaciones y paga $1,200 de renta al mes.

En una de las habitaciones, encontraron una camisa blanca con capucha. Y en una mesa adjunta a la cocina hallaron una gorra color morado claro, que al frente tiene escrito, de atrás hacia adelante, la palabra “society”.

Videos tomados por la noche del asesinato de Lloyd, el pasado 17 de junio, muestran a Hernández utilizando una camisa similar a la que incautaron los agentes. De igual forma, el exfutbolista es visto con la misma gorra en fotos tomadas el viernes antes del asesinato, cuando salía de un club nocturno.

“La camisilla blanca puede ser utilizada… para relacionar a Hernández a la escena del crimen”, apunta el agente Michael Bates, en una declaración jurada.

Los otros hallazgos fueron un cartucho completo de proyectiles calibre .45 y 11 cajas de balas de calibres .22, .45 y 7.62 mm.

Cabe recordar que aunque sólo está acusado por el asesinato de Odin Lloyd, a Hernández se le investiga por su posible vinculación con un doble homicidio ocurrido el año pasado en Boston.

El exfutbolista, de 23 años, se encuentra preso sin derecho a fianza y, según sus abogados, ansioso de demostrar su inocencia. Cuando la semana pasada se le imputaron los cargos por el asesinato de Lloyd y posesión de armas, Hernández se declaró “no culpable” y su defensor sostuvo que toda la evidencia en su contra es “circunstancial”.