Protestan por vigilancia del gobierno

Washington/EFE — Una coalición de portales de internet y redes sociales realizaron ayer manifestaciones callejeras y otras protestas en defensa de la Cuarta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos y contra la vigilancia secreta por parte de agencias del gobierno.

La “Liga de Defensa de Internet”, que dice contar con más de 30,000 miembros individuales y de portales, convocó a la movilización -callejera y cibernética- bajo la consigna de “Restauremos la Cuarta.”

Tal enmienda, que forma parte de la Carta de Derechos en vigencia desde 1791, estipula que “el derecho de los habitantes a la seguridad en sus personas, domicilios, papeles y efectos, contra incautaciones y cateos arbitrarios será inviolable.”

El texto añade que “no se expedirán al efecto las órdenes correspondientes a menos que exista una causa probable, corroborada mediante juramento o declaración solemne y cuyo contenido describirá con particularidad el lugar a ser registrado y las personas o cosas que serán objeto de detención o embargo”.

La campaña denuncia, en particular, los programas de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por su sigla en inglés), revelados por el ex contratista Edward Snowden, que permiten que el gobierno de EE.UU. vigile e inspeccione las comunicaciones telefónicas y por internet.

Según el sitio CallForFreedom.org, se organizaron demostraciones en más de 75 ciudades de todo el país y con la colaboración de portales como WordPress, Mozilla, Reddit, 4chan y grupos que se definen como “liberales” y “conservadores”.

Otros participantes son Fark, la red Cheezburguer, Tor, el grupo Demand Progress, y la Fundación de Frontera Electrónica que dos días atrás afirmó que más de medio millón de personas había firmado su petición para que el Congreso revele todo el alcance de los programas de vigilancia de la NSA.

En la conmemoración del Día de la Independencia de EE.UU., indica un mensaje en el sitio RestoretheFourt.net, “muchos se preocupan por cuán libres son, exactamente, los ciudadanos.”

La coalición pide que el Congreso reforme las leyes sobre vigilancia doméstica “para dejar en claro que el fisgoneo generalizado de la actividad en internet y los registros telefónicos de cualquier persona que reside en EE.UU. está prohibido por la ley”.