Del Toro regresa a su pasión

En 'Pacific Rim' el mexicano rinde homenaje a animación japonesa y vuelve a dirigir
Del Toro regresa a su pasión
Guillermo del Toro estrena nuevo film inspirado en comics japoneses.
Foto: ap

Londres — Guillermo del Toro era un niño cuando se quedó fascinado por primera vez, ante la pantalla del televisor de su casa mexicana, viendo películas de animación japonesas en las que bestias gigantes (“kaijus”) luchaban entre sí.

“Nací en los 60, la década en la que el género “kaiju” vivía su auge” y “todas las series animadas que un niño podía ver en Tokio estaban en la cultura mexicana”, explica el cineasta, a punto de estrenar en todo el mundo su nuevo trabajo como director, “Pacific Rim”, inspirada precisamente en aquella mitología.

En un escenario futurista, la película narra los últimos episodios de una devastadora guerra en la que los seres humanos se alían con unos robots gigantescos llamados “jaegers” -e inspirados también en los “mecha” japoneses- para hacer frente a los “kaiju”, unas colosales criaturas monstruosas que emergen del fondo del mar dispuestas a acabar con la vida en la Tierra.

“Cuando de niño tenía fiebre, soñaba con robots gigantes, y los monstruos ‘kaiju’ me encantaban porque eran un espectáculo enorme. Ahora esas películas se ven con humor o con nostalgia, y yo quería plantear en ‘Pacific Rim’ esas dos mitologías de forma fresca y espectacular para una nueva generación”, dice.

Con este filme, Del Toro ha superado además sus reticencias con las tecnologías, ya que más de un tercio del montaje final es animación pura y dura, eso sí, siempre bajo su estrecha supervisión.

“Todas las secciones con los robots y los monstruos son animadas pero dirigidas por mí —el ángulo de la cámara, la lente, la actuación, la iluminación— como si fuera una acción en vivo”, señala. Pese a tratarse de una superproducción de Warner Bros y Legendary Films, con un presupuesto de $180 millones, Del Toro asegura que este proyecto ha sido “la mejor experiencia” de su vida, porque tuvo “el presupuesto y también la libertad creativa.”

Esa libertad se manifestó, entre otras cosas, en la elección del reparto, en el que no hay grandes estrellas impuestas por los estudios sino que fue decidido totalmente por el director, según dijo el cineasta, que está inmerso en plena campaña de promoción de la película acompañado por sus actores.

Idris Elba (“The Wire”, “Prometheus”) es el comandante Stacker Pentecost, máximo responsable de la misión de los “jaeger” y de sus pilotos, que los manejan desde el interior en una especie de nave llamada “conn-pod” donde la conexión mental entre los tripulantes es clave.