Uruguay elimina a España

Uruguay elimina a España
Los jugadores de la selección uruguaya fesejan el triunfo sobre Espana, en tiempo extra, para avanzar a semifinales del Mundial Sub-20 que se disputa en Turquía.
Foto: AP

BURSA, Turquía/AP — Uruguay, con gol de Felipe Avenatti en el alargue, dio el gran campanazo al vencer 1-0 ayer sábado a la favorita España, para clasificarse a las semifinales de la Copa Mundial Sub20.

Francia también se instaló en la ronda de los cuatro mejores tras golear 4-0 a Uzbekistán. Los rivales de ambos equipos se conocerán hoy domingo: el de Uruguay saldrá del vencedor entre Irak-Corea del Sur (en Kayseri) y el de Francia será el que salga airoso entre Chile-Ghana (Estambul).

Avenatti, atacante de River Plate de Montevideo, firmó la victoria uruguaya a los 103 minutos, en un partido que necesitó de un alargue de media hora ya que el tiempo reglamentario terminó sin goles.

Apenas cinco minutos después de haber sustituido a Sebastián Crisfóforo, el delantero se elevó por detrás de la defensa y conectó a la red de cabeza un córner desde la izquierda de Giorgian de Arrascaeta.

Para el técnico de Uruguay José Verzeri, su equipo ganó jugando buen fútbol, pero dio a entender que algo hubo de la mítica “garra charrúa”.

“Tuvimos mucha reserva en lo emocional, pero también pusimos lo nuestro jugando buen fútbol”, destacó Verzeri. “Ellos tuvieron más tiempo la posesión de la pelota, pero nosotros tuvimos más tiros de esquina a favor; y además hicimos el gol, que eso es lo importante”.

España venía de un invicto en este torneo en el que había cosechado cuatro victorias seguidas, la última de ellas cuando eliminó 2-1 a México en la ronda anterior.

El técnico de España Julen Lopetequi dijo que el gol de Avenatti llegó cuando su equipo estaba mejor plantado.

“Cuando nosotros estábamos mejor y ellos habían dado un paso atrás, llegó ese cabezazo”, indicó Lopetegui.””No discuto la victoria de Uruguay, hay que saber perder. Nosotros sabíamos que el rival era difícil, que se defiende bien y que castiga mucho cuando tiene su oportunidad”.

Uruguay controló la pelota al principio con maestría y precisión, con Diego Laxalt como mediapunta abriendo la cancha por izquierda y con Nicolás López y De Arrascaeta algo más adelantados por el centro.

Fue un dominio territorial nada más, al que España sólo contrarrestó con un tiro sobre el travesaño de Suso, centrocampista del Liverpool inglés, quien de a ratos se volcaba al sector por el cual solía irrumpir Laxalt, iniciador de una jugada que derivó en un centro del “Diente” López con un posterior cabezazo de Leonardo Pais apenas desviado.Después esto: Guillermo de Amores manoteó un córner de Gerard Deulofeuf y la pelota dio en el travesaño; un bombazo desde afuera del área de Laxalt apenas por arriba, y un remate de Deolefou desviado, tras recibir de un Oliver que apiló a dos rivales por la banda izquierda.Fueron tres claras jugadas de gol y un indicio de que España salió de su letargo inicial y que el partido, bastante entretenido, estaba para cualquiera, más para los ibéricos que despidieron la primera etapa con un remate de Suso que De Amores conjuró con dificultad, cuando parecía que dejaba la pelota boyando en el área.

“Tuvimos varias ocasiones de gol, quizás cinco o seis y no las pudimos aprovechar”, dijo Lopetegui. “Tuvimos méritos para ganar, pero en una instancia de cuartos hay que meter los goles, tienen que entrar, si no eso se paga caro”.

Jesé, máximo artillero del torneo con cinco goles, al igual que el portugués Bruma, se mostró desdibujado, atrapado en la red que le tendió Uruguay y marcado a presión por Guillermo Varela en sus incursiones por la banda izquierda de su ataque. Jesé recién mostró su olfato goleador cuando apareció como un fantasma dentro del área y su remate rasante lamió un palo.

“Jugamos muy concentrados, ante un rival que ya sabemos lo fuerte que es”, dijo Verzeri. “Las virtudes de mi equipo fueron muchas, pero destaco la unidad de todos los jugadores y el empeño que pusieron en ir a buscar cada pelota”.

España se mostró preciso con la pelota pero fallando en la definición, mientras que Uruguay dejó de llegar con la asiduidad con que lo hizo en la primera parte y su fogonero Laxalt dejó de gravitar.

Después se hizo un partido friccionado, mientras en el horizonte se dibujaban el alargue y un par de rayos —acompañlados por algunos truenos— aunque no llovió sobre el estadio Ataturk, ante unas 10.000 personas, entre las cuales lucía una bandera uruguaya, y que en general volcaron sus simpatías por Uruguay.

La ‘Celeste’ se perdió la victoria justo sobre la hora cuando un cabezazo de Diego Rolán fue sacado con una mano por Daniel Sotres, casi cuando la pelota estaba adentro. Sotres se golpeó la cara contra un palo y empezó a sangrar.

El portero del Racing de Santander no salió en el alargue y su lugar lo ocupó Ruben Yañez, en lo que fue la novedad más destacada por varios minutos, hasta que llegó el gol de Avenatti, con un cabezazo tras córner de De Arrascaeta, y que le dio la clasificación a su equipo.

Francia, a su vez, necesitó un solo tiempo para liquidar el partido ya que Sanogo inauguró la cuenta a los 31 y sendos penales convertidos por Paul Pogba (35) y el zurdo Florian Thauvin (43) le dieron un 3-0 que a esa altura era virtualmente irremontable. La victoria la consolidó Kurt Zouma a los 64, en el estadio Yeni Sejhir, de la ciudad de Rize.

Los galos controlaron el partido y pudieron haber ganado por más en la primera etapa ya que de los tres goles estrellaron dos pelotas en los palos.

El primer gol llegó tras una combinación entre Lucas Digne y Jean-Christophe Bahebeck que culminó Sanogo, refirmando su estirpe de artillero ya que elevó su cuenta a cuatro goles, uno menos que los máximos cañoneros Jesé, de España, y Bruma, del eliminado Portugal.Sanogo acaba de fichar con el Arsenal inglés tras cumplir su contrato con el Auxerre francés, donde marcó 11 goles en 24 partidos.

Tras las semifinales del miércoles, el partido por el tercer puesto y la final serán el 13 de julio en Estambul.