Estados Unidos al ataque

Estados Unidos al ataque
Herculez Gómez anota uno de los seis goles que Estados Unidos le encajó a Guatemala en el partido de preparación. El portero Ricardo Jerez nada puede hacer por impedir la anotación del delantero estadounidense.
Foto: AP

Houston/EFE — Estados Unidos, con Landon Donovan como novedad, llega a la Copa Oro como máximo aspirante al título que defiende México y con el objetivo de arrebatarle la hegemonía que le quitó el Tricolor dentro del torneo más importante de la Concacaf.

Tras haber perdido las dos últimas finales ante México, Estados Unidos, aunque llega como el resto de las selecciones favoritas sin los mejores jugadores que participan en la fase de clasificación al Mundial de Brasil 2014, cuenta con la calidad suficiente para luchar por el título, que ya ganó cuatro veces.

El entrenador alemán Jurgen Klinsmann, que dirige a Estados Unidos, está convencido que el equipo será competitivo y estará en la misma línea de rendimiento del hexagonal de la Concacaf, donde es primero.

“Son competiciones diferentes, pero la moral dentro del equipo es muy buena. Queremos mejorar el rendimiento y la compenetración, más que añadir nuevos elementos”, destacó Klinsmann, que volvió a llamar al veterano delantero Landon Donovan para la Copa Oro.

Donovan, el más experimentado, buscará no sólo ganar la confianza de Klinsmann sino también un puesto de cara a estar en Brasil 2014.

Klinsmann y Donovan no son los mejores amigos, pero sí grandes profesionales, y quieren que la Copa de Oro sea el trampolín que les permita reencontrarse en beneficio de la selección.

El que más tendrá que poner de su parte es Donovan, ya que Klinsmann tiene en Jozy Altidore al nuevo goleador del equipo y en el volante Graham Zusi a su compañero ideal para suministrarle balones.

Ninguno estará en la Copa Oro y eso le permitirá a Donovan recuperar el protagonismo que tenía hasta que vo luntariamente decidió retirarse temporalmente del fútbol, porque necesitaba un descanso físico y mental.

Donovan, de 31 años, máximo goleador de la selección y líder de asistencias, cree que la Copa Oro será su gran oportunidad.

“He extrañado la selección y deseo estar con el equipo, pero soy consciente que la realidad es diferente, lo que significa que cuando reciba mi oportunidad de jugar estaré listo”.

Klinsmann también sorprendió al convocar a seis jugadores de la Liga MX en México: DaMarcus Beasley, Edgar Castillo, Joe Corona, Hérculez Gómez, Michael Orozco y José Torres, de quienes alabó su calidad futbolística y que conocen mejor que nadie a los mexicanos.

“Respetamos a todos los rivales por igual, pero el campeón es México y debemos pensar en que será el más difícil a batir”.

Probable titular: Sean Johnson; Michael Parkhurst, Clarence Goodson, Oguchi Onyewu, DaMarcus Beasley; Kyle Beckerman, Alejandro Bedoya, Stuart Holden, José Torres; Landon Donovan y Hérculez Gómez.