Congresistas de NY dan empuje al plan

Congresistas de NY dan  empuje al plan
Juan Muñoz Hernandez shouts during a demonstration in favor of immigration and citizenship reform legislation, in front of a regional Republican Party headquarters in Burbank, Calif., Tuesday, July 9, 2013. (AP Photo/Sarah Parvini)
Foto: authors

Nueva York — Aunque los republicanos de la Cámara de Representantes dijeron que no tienen prisa en abordar el tema de la reforma migratoria, los congresistas hispanos que representan a Nueva York en Washington están trabajando en estrategias para que el proyecto siga en marcha.

El congresista de El Bronx, José Serrano, dijo que el Caucus hispano en el Congreso está tratando de crear presión para los republicanos que se oponen a la reforma. El dice que el problema no está en Nueva York.

“No hay un congresista incluyendo a (el republicano) Michael Grimm de Staten Island, que haya dicho que se opone a la reforma”, dijo Serrano.

“La estrategia es de ir distrito por distrito (republicano) de la nación donde hayan hispanos para recordarles a esos republicanos que hay que mover el proyecto”, explicó el representante de la Cámara Baja. “Tenemos las manos atadas, aunque tenemos respaldo de algunos republicanos, la mayoría no lo respalda”.

Miembros del Caucus hispano del congreso se reunieron el miércoles con el presidente Barack Obama para discutir cómo avanzar la reforma.

La congresista Nydia Velázquez —que representa sectores de Queens, Manhatttan y Brooklyn— dijo en un comunicado que en esa reunión, “el Presidente hizo gran hincapié en los beneficios económicos de una reforma integral. Como el Senado ya ha actuado, es mi esperanza que el Congreso pueda reunirse y abordar esta cuestión tan crítica, que el pueblo estadounidense apoya ver resuelto de un manera abrumadora”.

La reforma enfrenta varios retos.

Los congresistas republicanos lideran la Cámara de Representantes y muchos están divididos en cuanto al proyecto. Los afiliados con el Partido del Té están en contra de legalizar a personas que ellos consideran no lo merecen por haber violado la ley al entrar al país ilegalmente. La otra parte, incluyendo al cubano-americano Mario Díaz Balart, están a favor pero quieren dividir la propuesta en varios proyectos de ley, algo a lo que demócratas, como Serrano, se oponen.

“Lo que yo no entiendo es quien aconseja a los republicanos. Si ellos sufrieron una derrota por qué no entender que tienen que hacer algo”, agregó Serrano. El cree que parte de la inacción de algunos es porque “ellos quieren ganar la Cámara de nuevo no la presidencia”, y están respondiendo al sentir de los electores de sus distritos, que en muchos casos están en contra de la reforma.