Dúo estafó a decenas de desempleados en NY

Elena Shchukina, 23, y Ronald Ulysse, 22, se apropiaron de cientos de dólares en honorarios de las víctimas bajo agencias falsas de empleo

Schneiderman precisó que, cuando los solicitantes pedían su dinero de vuelta, los demandados prometían los reembolsos pero no los pagaban.
Schneiderman precisó que, cuando los solicitantes pedían su dinero de vuelta, los demandados prometían los reembolsos pero no los pagaban.
Foto: Archivo / Shutterstock

NUEVA YORK – Un hombre y una mujer enfrentan cargos de fraude y hurto por, supuestamente, estafar a neoyorquinos desempleados a través de una agencia falsa de empleo que operó entre diciembre de 2011 y octubre de 2012.

El fiscal general de Nueva York, Eric T. Schneiderman, informó hoy, en un comunicado de prensa, que Elena Shchukina, 23, y Ronald Ulysse, 22, se apropiaron de cientos de dólares en honorarios de decenas de víctimas. Cada uno de los acusados enfrenta una pena máxima de 4 años en prisión.

“Estos impostores estafaron a decenas de víctimas ofreciéndoles la esperanza de que estaban en camino de conseguir un trabajo estable. Pero en lugar de ayudarlos a encontrar empleo, los acusados le robaron su dinero”, dijo Schneiderman.

Según consta en la denuncia presentada este jueves en la Corte Criminal de Manhattan, el dúo hacía falsas representaciones y exigía pagos por empleos y servicios inexistentes a través de compañías fantasmas que operaban bajo diferentes nombres comerciales como “Job Force One” y “United Care Service”.

El fiscal precisó que, cuando los solicitantes pedían su dinero de vuelta, los demandados prometían los reembolsos pero no los pagaban. El número exacto de las víctimas y la cantidad de dinero cobrada ilegalmente no fue divulgada.

Si usted ha sido víctima de este tipo de delitos o si tiene información adicional sobre el caso, puede comunicarse a la Fiscalía General al (212) 416-6521.

  • Los consumidores que deseen utilizar una agencia de empleo no deben confiar en cualquier entidad que se identifique como empleador.

  • Los aspirantes deben leer con atención el contrato de la agencia de empleo y, antes de firmar cualquier documento, comprobar que la oficina está autorizada por el Comisionado del Trabajo o enlistada bajo el Departamento de Asuntos del Consumidor de la Ciudad de Nueva York.

  • Las agencias de empleo están obligadas por ley a mostrar su licencia.

  • Estatutos limitan los honorarios que una oficina de este tipo puede cobrar, por lo que los consumidores no deben pagar hasta que sean ubicados en un puesto de trabajo.

  • Los ciudadanos también deben tener en cuenta que opciones de bajo costo o gratuitas para conseguir empleo están disponibles.

(Fuente: Buró Contra el Fraude al Consumidor de la Fiscalía General)