El Departamento de Justicia seguirá investigación del caso

Sigue a El Diario NY en Facebook

Washington/EFE — El Departamento de Justicia de Estados Unidos continuará investigando sobre el caso de la muerte del adolescente negro Trayvon Martin para determinar si los fiscales federales deben presentar cargos de derecho civil contra George Zimmerman, absuelto e; sábado por un jurado de Florida.

Según informó ayer el departamento en un comunicado, la sección criminal de la división de derechos civiles, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) y la oficina del Fiscal de Estados Unidos por el Distrito de Florida evaluarán las pruebas obtenidas por la investigación federal, además de las evidencias y testimonios obtenidos durante el juicio estatal.

La justicia estadounidense seguirá con la investigación y “la fiscalía federal determinará si las pruebas revelan una violación” que deba ser llevada a juicio.

El departamento abrió una investigación sobre la muerte de Martin el año pasado, pero aparcó las pesquisas para permitir que la fiscalía del estado pudiera proceder.

Zimmerman, exvigilante voluntario, sostiene que disparó en defensa propia contra Martin, de 17 años, quien regresaba de noche a la casa de la pareja de su padre y caminaba por la urbanización de la población de Sanford, en el centro de Florida, con la capucha del suéter puesta.

La versión de Zimmerman sobre su actuación en defensa propia se fundamenta en que, asegura, Martin le pegó un puñetazo en la nariz, le empujó y, al caer al suelo, el muchacho se sentó a horcajadas sobre él y comenzó a golpearle y sacudir su cabeza contra el suelo, por lo que tuvo que dispararle.

El anuncio del Departamento de Justicia se produce apenas unas horas más tarde de que la organización de derechos civiles más antigua de EE.UU., la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP) asegurara haberse puesto en contacto con el departamento para pedir que se presentaran contra Zimmerman cargos federales.

El presidente de la NAACP, Ben Jealous, señaló en un comunicado que no se trata solamente de justicia por la muerte del joven afroamericano sino que “se trata del más fundamental de los derechos civiles: el derecho a la vida”. Jealous aseguró también ayer en declaraciones a la cadena CNN que, pese no haberse puesto en contacto directo con el secretario de Justicia, su asociación ya ha hablado con algunos miembros de su equipo sobre el caso.

Precisamente ayer, el también líder de derechos civiles en Estados Unidos, el reverendo Jesse Jackson, exigió que el Departamento de Justicia “intervenga” y “lleve esto a otro nivel”.

Tras algo más de 16 horas de intensas deliberaciones, el jurado, compuesto por seis mujeres, alcanzó el veredicto unánime de no culpable para ambos cargos y lo entregó por escrito a la jueza encargada del caso, Debra Nelson, en Florida.