H.O.M, con presencia mundial

El dominicano estrena su cuarto álbum Estados Unidos tras triunfar en Canadá
Sigue a El Diario NY en Facebook

Nueva York — Resulta interesante que un cantante dominicano como H.O.M haya logrado establecer su presencia en Canadá mucho antes que en los Estados Unidos.

Sin embargo, cuando se analiza de forma detallada su vida, se encuentran otros elementos inusuales.

Tanto su nombre real, Heiler Ogando Medina (dado por su padre), sus 11 hermanos artistas, así como su tiempo de residencia en España, país donde tenía su propio programa de televisión, hacen del cantante un latino particular.

A pesar de que su talento le ha valido reconocimiento principalmente en España y Canadá, el intérprete quiso dirigir su atención a Nueva York, ciudad que visitó hace poco para promocionar su cuarto álbum llamado “Amaneció”, y del cual se deriva el tema “Como agua del Cielo”, que con su coro pegajoso de “menea, menea”, ha puesto a más de uno a bailar, incluyendo a la mismísima Charytín.

“Este fue un tema de chepa (suerte)”, dice el artista respecto al origen del sencillo. “No pensamos que íbamos a tener una gran repercusión. La canción me surgió de repente cuando iba de República Dominicana a Canadá y vi algo en el cielo, así que me quedé con la idea”, añade.

Al sencillo le ha ido tan bien, que el dominicano decidió incluirlo en la versión física que próximamente lanzará de su álbum a pesar de que no lo estaba inicialmente.

De acuerdo a H.O.M este disco contiene de todo. Hay canciones sociales, así como de amor y desamor. También tiene fusiones de merengue con música electrónica y R&B, entre otros géneros.

El cantante además dirige sus propios videos, ya que mientras vivía en España, tuvo la oportunidad de tener su propio programa de televisión llamado “El Toque de Queda”, en el cual promovía el antirracismo y también impulsaba a artistas emergentes. Esta experiencia le permitió obtener conocimiento sobre la pantalla chica.

H.O.M volverá a los Estados Unidos en agosto, pero de esta visita se llevó experiencias gratas, como el hecho de que la primera persona que lo reconoció en suelo americano fue un italiano que trabaja en el aeropuerto con inmigración, y el cual vivía con una dominicana por medio de la cual conoció su trabajo musical.