Demandan por muerte de embarazada

Santo Domingo/EFE — Una mujer dominicana anunció ayer que se querelló contra un hospital por la muerte de su hija, una adolescente embarazada y paciente de leucemia aguda, cuyo caso revivió el polémico tema del aborto, prohibido constitucionalmente en el país aun en casos en que la madre corra peligro.

La menor, de 16 años e identificada solo como “Esperancita”, murió el 17 de agosto de 2012 en el Centro de Salud del Seguro de los Maestros (Semma) “en medio de una hemorragia masiva” debido, según denuncias, al retraso “injustificado” de los médicos en aplicar el tratamiento para la leucemia que le diagnosticaron cuando tenía siete semanas de embarazo.

Según se dijo entonces, la adolescente necesitaba con urgencia someterse a quimioterapia por su enfermedad, lo que afectaría severamente el feto, situación que puso a los médicos ante en el dilema de comenzar o no el tratamiento.

La querella forma parte de un conjunto de acciones que ha emprendido la madre de la menor, Rosa Hernández, para exigir “que se determine cuáles fueron las actuaciones en el caso de su hija, que se haga justicia y que se garantice que casos como este no vuelvan a ocurrir”, según informaron las organizaciones Colectiva Mujer y Salud y Women’s Link Worldwide.

“Hasta que no se aclare esto y se haga justicia no habrá forma de evitar que otra madre tenga que vivir lo que yo viví tratando de que salvaran a mi hija”, señaló.

Además, subrayó que la sociedad dominicana “no puede quedarse con los brazos cruzados a esperar que otras jóvenes mueran”.

El equipo legal que acompaña a Hernández dijo confiar en que se admita la querella “para que finalmente se esclarezcan las malas actuaciones y se tomen las medidas necesarias para impartir justicia y asegurar que el derecho a la vida de mujeres y jóvenes no vuelva a ser vulnerado de esta manera”.

Según relata una documentación presentada por la Colectiva mujer y Salud, el 2 de julio de 2012 Hernández acudió a los servicios de Medicina Interna del Semma en procura de atención médica para su hija que presentaba fiebre alta y hematomas en el cuerpo.