Líderes hispanos en NYC piden cargos federales contra Zimmerman

Los congresistas Nydia Velázquez, Charles Rangel y Hakeem Jeffries forman parte del grupo que hizo la petición
Líderes hispanos en NYC piden cargos federales contra Zimmerman
La congresista Nydia Velázquez se manifestó por un nuevo juicio federal.
Foto: EDLP / Juuan Matossian

NUEVA YORK — Líderes políticos hispanos de Nueva York se han sumado a la petición para que el Departamento de Justicia presente cargos federales por vulneración de derechos civiles contra George Zimmerman, y un experto legal asegura que hay precedentes.

“(Presentando cargos federales) darían validez a nuestra creencia de que el gobierno es todavía una fuerza que lucha por la justicia social y que busca el cambio positivo”, declaró el senador estatal Adriano Espaillat.

La congresista Nydia Velázquez quiso unirse a los congresistas afroamericanos neoyorquinos Charles Rangel y Hakeem Jeffries para condenar la decisión del jurado de Florida.

“La muerte de Trayvon Martin es una tragedia para todos los estadounidenses y la absolución de George Zimmerman lo único que hace es añadir insulto a la herida”, dijo Velázquez.

El congresista José Serrano apoyó asimismo la investigación del Departamento de Justicia y reclamó que se derogue la legislación que auspició a Zimmerman a disparar a Martin.

“Tenemos que tomar esta oportunidad para revaluar nuestras leyes y examinar los prejuicios de nuestra sociedad”, expresó Serrano. “Ningún muchacho, sin importar del color que sea, debería temer por su vida sólo por caminar en su vecindario”.

Leo Glickman, un abogado de origen boricua especializado en derechos civiles, afirmó a EL DIARIO LA PRENSA que existe un precedente en Nueva York en el que se presentaron cargos federales por vulneración de derechos civiles después de una sentencia absolutoria.

En el verano de 1991, tuvo lugar una oleada de disturbios como consecuencia de las tensiones entre las comunidades afroamericanas y judío-ortodoxas de Crown Heights, en Brooklyn. En ese marco, el judío Yankel Rosenbaum fue asesinado por un grupo de hombres afroamericanos.

Se acusó a uno de ellos, Lemrick Nelson, del crimen, pero luego fue absuelto por la corte estatal. Sin embargo, una corte federal halló culpable luego a Nelson de vulneración de derechos civiles y fue sentenciado a 19 años de cárcel.