Batean contra la intolerancia

Combatirán el acoso y la discriminación basados en la orientación sexual
Batean contra la intolerancia
Bud Selig, hizo el anuncio durante las festividades del 'Juego de las Estrellas' que se celebró ayer en el Citi Field, casa de los Mets.
Foto: AP

Nueva York — El abuso y la discriminación contra la orientación sexual no tendrán lugar en los vestidores, estadios y oficinas de los equipos profesionales de béisbol de acuerdo a una nueva política que anunciaron ayer las Ligas Mayores y el fiscal general de Nueva York, Eric T. Schneiderman.

“Espero que todos aquellos que representan a las Ligas Mayores, como una institución que tiene importantes responsabilidades sociales, que actúe con la sensibilidad que nuestros jugadores, empleados y aficionados merecen”, dijo el comisionado de la MLB, Bud Selig. “Le damos la bienvenida a todas las personas a nuestros parques de pelota sin importar su orientación sexual, los de diferentes razas, religiones, géneros y nacionalidades”.

El anuncio se dio durante las festividades del ‘Juego de las Estrellas’ que se celebró ayer en el Citi Field, casa de los Mets.

Tanto la MLB como la fiscalía estatal ya han navegado estas aguas con anterioridad. En noviembre del 2011, la liga y la asociación de peloteros profesionales incluyeron cláusulas contra la discriminación en su acuerdo colectivo de trabajo.

Por su parte, el fiscal Schneiderman anunció en conjunto con la NFL un acuerdo para promover la inclusión y proteger de la discriminación a jugadores por su preferencia sexual.

Las estipulaciones establecen que el “deportivismo significa ayudar a cada uno de los jugadores a jugar en su mejor forma sin importar su orientación sexual, para que el equipo pueda dar lo mejor en su juego”.

Selig indicó que los nuevos lineamientos, que se presentaron en inglés y español, se le entregarán a cada empleado y jugador de equipos de liga mayor y ligas menores para que todos las conozcan y además entiendan que hay una forma reportar cualquier abuso de manera anónima.

“Tenemos una política de cero tolerancia contra quienes cometan estas faltas y quienes amenacen o amedrenten a quienes presenten una denuncia de este tipo”, detalló Selig.