Rechazan protesta contra migrantes haitianos

Rechazan   protesta contra migrantes haitianos
El centro histórico de Santiago de los Caballeros concentró a un grupo de dominicanos que quiere que los indocumentados haitianos se vayan de su tierra.
Foto: EDLP

Santo Domingo — Organizaciones que luchan por los derechos humanos de los migrantes haitianos cuestionaron ayer una marcha realizada en los barrios de la zona sur de Santiago por diversas entidades comunitarias que reclaman la expulsión de los indocumentados del vecino país establecidos en República Dominicana.

El Centro de Formación y Acción Social y Agraria (CEFASA), criticado por los manifestantes como una organización que supuestamente apoya la migración ilegal, rechazó la marcha y reiteró que mantendrá sus acciones en defensa de los derechos humanos de los migrantes.

“CEFASA denuncia las violaciones a los derechos, el mal actuar de las autoridades y el incumplimiento de las disposiciones de las leyes. Tratamos de seguir la dirección que el papa Francisco nos da a todos los cristianos: educar nuestras comunidades en la solidaridad”, indicó la organización.

Lo mismo hizo Milagros de Jesús Félix, de la organización Acción Callejera, una entidad que trabaja en favor de los derechos de los niños en situación de vulnerabilidad. “Todo el mundo tiene derecho a no estar de acuerdo con una posición. Lo que hicimos fue hablar públicamente, junto CEFASA, sobre la situación que viven los niños y niñas de ascendencias haitianas aquí en Santiago”, indicó.

También Paola Pelletier, del Centro Bonó, una organización de la Iglesia Católica que trabaja por los derechos de los migrantes y otras minorías, lamentó el tono de la protesta que se desarrolló en Santiago el miércoles.

“Cualquier persona puede protestar pacíficamente y apoyarse en la libertad de expresión, pero su protesta no puede generar violenciaEl problema es que la marcha de Santiago se ha mal utilizado al tener como objeto de la protesta a las organizaciones que trabajamos por los derechos humanos, una postura que incita a la violencia”, indicó Pelletier.

Decenas de manifestantes desfilaron el miércoles con pancartas por la calle El Sol y otras vías del centro histórico de Santiago, al noroeste. La marcha partió del Parque Juan Pablo Duarte y concluyó en la estatua de Gregorio Luperón en el Monumento a los Héroes de la Restauración. “¡Ellos allá y nosotros aquí!”, insistían.

Pedro Paulino, presidente de la Coordinadora de las Organizaciones Comunitarias de la Zona Sur de Santiago (CODOSUR), insistió en la expulsión de los inmigrantes indocumentados y aseguró que ya los dominicanos han dicho “basta ya” a lo que denominó “invasión pacífica” de haitianos.

“Esta protesta es en contra de la masiva invasión y ocupación de nuestro territorio por parte de haitianos indocumentados y para que se expulse del país a todas las ONGs extranjeras que los defienden”, dijo Paulino.

Los manifestantes advirtieron que continuarán con sus protestas y anunciaron que en agosto realizarán una concentración en Santo Domingo.