El Tour tiene nueva rivalidad

Guía de Regalos

París/EFE — El británico Christopher Froome (Sky), ganador del Tour de Francia y el colombiano Nairo Quintana (Movistar), segundo clasificado y rebelación de la carrera, ya están llamados a protagonizar el duelo estelar de la edición de 2014.

Froome, de 28 años, ha prolongado el dominio británico al tomar el relevo de Bradley Wiggins en el palmarés del Tour. Corredor completo, capaz de dominar en los puertos y en contrarreloj, que encaja con el ciclismo moderno.

Aún susceptible de mostrar sus debilidades, como cuando cogió la “pájara” en L’Alpe D’Huez, ha sido el mejor, sin debate. Ganó con un modelo ofensivo, atacando con clase en la primera etapa pirenaica y en el Mont Ventoux, y se llevó la contrarreloj alpina. Dominó los puntos claves del recorrido 2013.

Si alguien le complicó la vida, ese fue Nairo Quintana. Un debutante de 23 años, forjado en la naturaleza de Boyacá, un escalador de los que abren las páginas de la historia. De hecho, superó el tercer puesto de su compatriota Fabio Parra en 1988 y se enfundó los maillots de la montaña y de mejor joven.

El colombiano “puede ser un hombre Tour”, asegura su director, Eusebio Unzue, y sus limites no tienen techo. “En carrera tiene la cabeza de Indurain”, es tranquilo, ha superado la presión de la carrera sin inmutarse y no se arruga ante nada ni ante nadie.

Madera de campeón y representante del escalador puro, de los que alimentan la parte épica del ciclismo; y solvente contrarreloj, aún lejos de ser especialista.