Hispana se quejó de seguridad en montaña rusa de Texas

Testigos afirman que Rosy Esparza estaba preocupada porque la barra de su hijo no estaba asegurada debidamente

Guía de Regalos

Hispana se quejó de seguridad en montaña rusa de Texas
Los bomberos y personal médico acudieron al parque el viernes, y Rosy Esparza fue declarada muerta en el lugar.
Foto: AP

Texas — El fabricante alemán de una montaña rusa en un parque de atracciones de Texas enviará un equipo para inspeccionar el aparato, después que la hispana Rosy Esparza perdió la vida al caer.

Tobias Lindnar, gerente de proyectos de Gerstlauer Amusement Rides, de Münsterhausen, Alemania, declaró al diario The Dallas Morning News que la empresa investigará las causas del fatal accidente en Six Flags Over Texas en Arlington.

Testigos dijeron que Esparza expresó preocupación de que la barra de seguridad del asiento de su hijo no estaba asegurada debidamente poco antes de comenzar el paseo. La montaña rusa se considera la más alta del estilo híbrido de acero en el mundo.

“Estoy seguro que ninguna barra de seguridad está rota”, le dijo Lindnar al diario por teléfono el sábado por la noche desde Alemania.

Lindnar dijo que Gerstlauer nunca ha tenido problemas con las barras de seguridad en ninguna de las aproximadamente 50 montañas rusas que ha construido en el mundo en los últimos 30 años.

“Iremos al lugar para ver qué sucedió”, dijo.

Sharon Parker, portavoz del parque, confirmó en un comunicado el sábado que la víctima murió mientras estaba en la montaña rusa, llamada Texas Giant y de 14 pisos de altura, pero declinó ofrecer detalles de lo sucedido. Christopher Cook, sargento de la Policía de Arlington, declaró que las autoridades opinaban que la mujer cayó del carro y que no parecía que hubiese sucedido algo indebido.

La Policía de Arlington ha referido todas las solicitudes de información sobre la identidad de la mujer a Medicina Legal del Condado Tarrant.

Lindnar declinó hablar de la operación de la barra de seguridad hidráulica o si los empleados del parque deben poder determinar si el cuerpo de una persona está demasiado cerca de la parte delantera del carro para evitar que la barra opere debidamente.

“En este momento no deseo hablar de los detalles técnicos”, dijo. “No es fácil, es un equipo técnicamente complejo”.

Pero dijo que una vez que el carro comenzara a moverse, no había posibilidad de que la barra se abriera.

“Estamos decididos a determinar la causa de este trágico accidente y usaremos todos los medios a nuestra disposición”, dijo Parker en el comunicado. “Sería una falta de respeto a la familia especular qué sucedió”.

La Policía, los bomberos y personal médico acudieron al parque el viernes a eso de las 6:45 p.m. La mujer fue declarada muerta en el lugar.

Jerry Hagins, portavoz del Departamento de Seguros de Texas, declaró el domingo que Six Flags cumple las normas estatales que obligan a los parques de atracciones a tener seguro de responsabilidad civil de un millón de dólares en cada aparato y aprobar una inspección anual de seguridad por parte de un ingeniero certificado.

Six Flags recibió una calcomanía emitida por el estado en febrero que certifica que Texas Giant aprobó la inspección. Hagins dijo que la montaña rusa permanecerá cerrada hasta que la vuelvan a inspeccionar y se certifique que opera con seguridad.

“Es responsabilidad del propietario mantenerla cerrada, arreglarla y después probarnos que cumple todas las normas para volver a operar”, dijo. “Si por alguna razón no pueden determinar la situación, ningún inspector de seguridad le dará autorización para volver a operar”.

Como no se sospecha que alguien haya tenido que ver con la muerte de la mujer, la policía no participa en la investigación, dijeron funcionarios.